Sensatez para las personas con discapacidad

"Jorge Medina Barra*"
Desde hace semanas las personas con discapacidad se encuentran realizando medidas de presión extremas, entre ellas colgarse de puentes en Cochabamba, en demanda de un bono de 500 bolivianos, aludiendo abandono y falta de atención del gobierno hacia ese sector.
En 2012, esta misma demanda se planteó al Ejecutivo, en esa ocasión también se realizó una caravana a la ciudad de La Paz. Se definió la entrega de un bono anual de 1.000 bolivianos a favor de las personas en situación de discapacidad y la protesta, de algún modo, quedó paralizada.
Pero hoy en día, vemos que la misma demanda nace y toma cuerpo en las personas con discapacidad en Cochabamba. Está claro que con 1.000 bolivianos anuales y la falta de trabajo para este sector su situación se complica. Existe una ley que define que el 5% de las instituciones públicas cuenten con personas con discapacidad en sus planillas, pero no sabemos cuántas entidades cumplen esta ley.
Asimismo, en las universidades existe la posibilidad de dar preferencias a las personas con discapacidad para que puedan estudiar, también es una incertidumbre si esto se cumple, porque hay algo claro, las personas con discapacidad, en lo general, ocupan cargos de bajo rango de menor importancia en las instituciones: porteros, limpieza, ascensoristas y otros. No hay posibilidad de que este sector ingrese a espacios jerárquicos o de decisión y eso es algo que debe resolverse.
Es en ese marco que a la hora de atender las demandas de las personas con discapacidad se pueda no sólo tomar en cuenta esta demanda del bono de 500 bolivianos, que sin lugar a dudas será un peso adicional para el Gobierno, pero es necesario darles las condiciones adecuadas para que a futuro posean las mismas oportunidades laborales y económicas que cualquier otro boliviano o boliviana. Se necesita sensatez para que estas situaciones no se repitan.
No es lo mejor realizar una marcha desde Cochabamba en silla de ruedas y muletas, sabemos que existen aperturas de diálogo de parte del Gobierno para con algunos integrantes de este sector, pero es necesario que este se amplíe y se evite ese esfuerzo innecesario que realizan las personas con discapacidad.
*Líder del Pueblo Afroboliviano