Se enoja y le pega al balón con la canilla

El canciller chileno Muñoz se molestó con lo que dijo el DT Soria.
static.t13.cl

Santiago / EFE
El canciller chileno, Heraldo Muñoz, criticó ayer duramente al seleccionador de Bolivia, Mauricio Soria, ya que considera, “metió la política en el deporte”, a propósito del partido que jugaron el martes ambos países por las clasificatorias al Mundial de Rusia.
“Bolivianos salieron a ganar como fuese. Entrenador boliviano descriteriado metió la política en el deporte. Clima ajeno al fútbol que crean algunos”, señaló en su Twitter el jefe de la diplomacia chilena.
El director técnico boliviano señaló antes del partido entre ambas selecciones en el Estadio Hernando Siles de La Paz que “esto no es una guerra, no tiene connotación política, pero nuestra misión es crecer como país, tal como lo demostró el presidente Evo Morales con los carabineros chilenos que cruzaron la frontera”.
Soria hacía alusión a los dos carabineros detenidos el pasado 7 de julio tras adentrarse en territorio boliviano durante una persecución a un vehículo que no se detuvo en un control y que 48 horas después fueron devueltos a su país por orden del presidente Morales.
Este incidente tuvo lugar después de que el pasado 21 de junio una jueza chilena condenara a siete funcionarios de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) por delitos de robo con violencia y contrabando y a dos militares de ese país por porte ilegal de armas.
Los nueve ciudadanos bolivianos habían sido detenidos el 19 de marzo pasado tras un suceso que según las autoridades del país altiplánico fue una operación contra el contrabando en territorio boliviano, y según la Justicia chilena, una actividad delictiva.
Todos ellos volvieron a su país el 28 de junio después de pagar una multa de alrededor de 48.000 dólares.
El canciller Muñoz escribió antes en su cuenta de Twitter, cuando aún se jugaba el partido Bolivia-Chile: “Estamos perdiendo con un equipo rústico, por la altura y poca claridad e insistencia en pelotazos”.
Chile y Bolivia se enfrentan en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la demanda de Bolivia de una salida soberana al Pacífico por territorio chileno y por la naturaleza de las aguas de la zona Silala, en el área fronteriza.
Los dos países sudamericanos no mantienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde el año 1978.

--

El senador Gonzales le contestó: Es un mal perdedor y llorón

La protesta del canciller chileno, Heraldo Muñoz, tuvo repercusiones en el país. El presidente del Senado, José Alberto Gonzales, opinó que “es un mal perdedor y llorón”.
También señaló que demostró que “de fútbol conoce tan poco como de diplomacia y de buenos modales”.
“Hemos fijado nuestra posición en un par de tuits, indicando que el canciller Muñoz dejó ver dos facetas que nosotros no conocíamos, una que es un mal perdedor y segundo que es un llorón”, dijo a los periodistas.
Gonzales agregó: “Nosotros nos preguntábamos, ¿no será eso una suerte de preparación para lo que viene con los fallos en La Haya?, que al igual que el Mundial, el señor Muñoz lo verá por televisión”, dijo.
El canciller boliviano, Fernando Huanacuni, también se refirió a las expresiones de Muñoz, pero fue más mesurado: “No soy experto en deportes, pero yo creo que hay que tener fundamentos muy importantes”.
“Mi opinión es que hay que mantener el respeto siempre, el nivel de respeto diplomático, que es lo que nos corresponde a nosotros, no un dialogo de insultos porque el insulto no coadyuva a ningún acercamiento entre los pueblos, que es el afán que deben tener las autoridades”, comentó.
Luego reflexionó: “Las autoridades cuando hacen una declaración lo tienen que hacer con responsabilidad, proyectando, no sólo es una voz individual, sino una voz del Estado”.

--

Antecedente

La última vez que Bolivia jugó en Santiago los hinchas locales gritaban: “Olé, olé, olé, olá, el que no salta no tiene mar”. Nadie se quejó en Bolivia.

--

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

Fue un partido, no una guerra

Para que el Canciller chileno reaccione como reaccionó ayer, realmente dolió mucho la derrota que sufrió la ‘Roja’ ante Bolivia. Claro, es que hoy está fuera de zona de clasificación y, si no le va bien en las dos últimas fechas, puede quedarse sin el Mundial de Rusia 2018.
Uno acepta que gente del fútbol o fuera de él, como los hinchas y aficionados, expresen su molestia y descontento de distinta forma ante un mal resultado, porque se entiende que pueden hacerlo, aunque a veces se extralimitan y caen en insultos y violencia.
Pero mientras éstos sean hechos aislados y no afecten la imagen de una sociedad o un país, tienen poca relevancia.
Lo que llama la atención es la posición del señor Heraldo Muñoz. Escuchó o leyó a medias lo que dijo Mauricio Soria un día antes del partido. Si bien el DT boliviano hizo alusión al tema marítimo y las relaciones diplomáticas entre los dos países, fue claro en pedir que no se mezcle esto con el partido de fútbol.
Cuando la prensa le dijo que hiciera un pedido a la gente, respondió: “Que esto no es una guerra, esto no es un tema político, pero le puedo decir que van a encontrar a una Selección Nacional muy fuerte para defender los colores del país”.
No hizo ningún llamado a la guerra o caldeó los ánimos políticos. Habló de fútbol y en cancha Bolivia ganó jugando fútbol. Nada más.