Más de 7 millones de votantes

 

El Padrón Biométrico se incrementó en 410 mil inscritos, y con ellos el global de votantes habilitados para las elecciones judiciales del 3 de diciembre supera los 7 millones de ciudadanos.

La cifra, récord en la historia política del país, equivale al 70% del total de la población boliviana de 10 millones de habitantes.

En 21 días de registro, el Tribunal Supremo Electoral inscribió a cerca de medio millón de ciudadanos, cuando la previsión era sólo de 180 mil.

Esos ciudadanos acudirán  a las urnas el 3 de diciembre para contribuir en la mejora de la justicia, golpeada por la ineficiencia y corrupción en los últimos años.

Son 96 los profesionales abogados que pugnarán por los cargos de vigencia decenal y se harán de los votos de los electores  —inscritos en el padrón biométrico boliviano, de alta confiabilidad y certificado como tal por la comunidad internacional— por mayoría relativa.

Los bolivianos elegirán por segunda vez a magistrados del Tribunal Supremo Electoral, Tribunal Agroambiental, Consejo de la Magistratura y Tribunal Constitucional.

La elección de jueces en las urnas es por mandato de la Constitución Política del Estado.

Los candidatos fueron elegidos en un proceso transparente y público por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El trabajo de preselección fue altamente cristalino y honesto, basado en los criterios de meritocracia, equidad de género e idoneidad.

También fue incomparablemente diferente al método que utilizaba el viejo Congreso, en el que se hacía una repartija política.

La oposición, sin embargo, a tres meses de los comicios, ha iniciado una campaña por el voto nulo, mientras que el gobierno del presidente Evo Morales promueve el incentivo del voto y la participación ciudadana.

Para tranquilidad de los bolivianos y bolivianas, se da por descontado que  organizaciones internacionales destacarán en el país a sus observadores, quienes verificarán la transparencia del proceso.