El ‘nuevo’ Tigre y el debate del ‘nueve’

Goles son amores

Ricardo Bajo H.

El ‘nuevo’ Tigre y el debate del ‘nueve’

El Tigre es pura metafísica popular. El menor de los Farías llegó a La Paz y se encargó de apuntar que él no era su hermano, que los cambios tácticos iban a notarse con el paso de los días. La dirigencia, presidida por César Salinas, aseguró que el fichaje de Daniel tenía como objetivo continuar el proyecto del hermano mayor. ¿Significaba eso que la manera de jugar del último año iba a continuar? Pues no. Las dos semanas de trabajo por los partidos de Eliminatorias mundialistas posibilitaron el manejo de dos ‘dibujos’, olvidado ya el famoso 4-3-3 de César Farías.
Daniel gusta más del 4-4-2 y también de un ofensivo 3-4-3, de moda en el fútbol internacional. Ambos planteamientos tácticos priorizan la ocupación del medio terreno y el desborde por las bandas. Y así, contra un Guabirá metido atrás con dos líneas de cuatro, Farías optó por el anunciado y ‘novedoso’ 4-4-2. El gran damnificado fue Diego Wayar, otrora fijo, otrora número cinco de la mismísima Selección Nacional. Farías prefiere a Veizaga y lo coloca en su posición de toda la vida, pura contención.
La otra noticia de este nuevo Tigre de Daniel es la aparición de Chumacero y Vargas (no en la punta sino) en la mitad de cancha, muy abiertos por los costados. Así, la formación de sociedades por los extremos trajó los goles y las chances en una tarde-noche en Achumani con un Guabirá desaparecido, especialmente en la primera parte. Rodrigo Vargas se entendía a la perfección con Diego Bejarano (que terminaba de nueve) por derecha y lo propio hacían (con menor acierto) Chumacero y Marvin, por izquierda. Con libertad de movimientos, Escobar hacía de Pablo (con asistencia y gol) y Matías volvía a ser el criticado Alonso, por sus clamorosos fallos delante del arco.
Sólo tengo tres dudas: ¿piensa Daniel igual que César (Farías) que este equipo no necesita un ‘nueve’ goleador para convertir ese gran caudal de fútbol por las bandas en goles? ¿Cree que Escobar es delantero centro? ¿Son Alonso, Ramallo u Oscar Díaz ese artillero que pide a gritos este nuevo esquema?