Estados Unidos contra Evo

Opinión/Democracia Directa

El Gobierno de Estados Unidos trabajó una serie de acciones en contra del presidente Evo Morales, y entre 2006 y 2008 financió con 4 millones de dólares a los sectores opositores que impulsaron movimientos golpistas.
El dato está incluido en los más de 14.000 documentos oficiales del Gobierno de los Estados Unidos, y que fueron relevados por WikiLeaks, a los cuales el investigador noruego Eirik Vold tuvo acceso.
Luego de que el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera vencieron el refrendo revocatorio del 10 de agosto de 2008, al que los llevaron las fuerzas de oposición en el país, se puso en marcha el golpe cívico prefectural.
El 14 de agosto de 2008, los prefectos opositores de Santa Cruz, Rubén Costas, de Pando, Leopoldo Fernández, de Beni, Ernesto Suárez, y de Tarija, Mario Cossío, decidieron impedir que las autoridades nacionales lleguen a los aeropuertos de esos departamentos.
Los entonces prefectos de Santa Cruz, Rubén Costas, Beni, Ernesto Suárez, de Pando, Leopoldo Fernández y de Tarija, Mario Cossío, promovieron grupos de choque junto a los sectores cívicos y fuerzas fascistas políticas para agredir e impedir el traslado de los gobernantes legítimos a cuatro departamentos.
Vold afirma que los fondos que se desembolsaron desde Estados Unidos tenían el objetivo de “mejorar su estrategia en contra del Gobierno nacional”. Sin embargo, su misión fracasó.