Bolívar festeja su tercera victoria

APG

Bolívar festejó ayer su tercera victoria al hilo. Derrotó a Blooming por 2 a 1 en partido de la séptima fecha del torneo Clausura que se jugó en el estadio ‘Tahuichi’ Aguilera de Santa Cruz.

La Academia no para de ganar desde la quinta jornada cuando venció a Real (3-2) en Potosí y luego en la sexta derrotó a Sport Boys (2-0) en La Paz, mostrando un ascenso vertiginoso en materia futbolística y resultados.

El cuadro ‘celeste’ fue dominador de las acciones en el primer tiempo, con buen fútbol, buen trato de la pelota y llegadas punzantes por las bandas, pero en el complemento bajó el ritmo y cedió la iniciativa a Blooming, que por un descuido defensivo en tiempo de descuento, terminó mascullando una derrota.

Desde el inicio, Bolívar fue más que el rival, tuvo la tenencia de la pelota, la hizo circular con prestancia y seguridad y llegó con sensación de gol hasta el arco de Rubén Cordano, que respondió bien cuando fue exigido.

La primera situación de gol la generó Leonel Justiniano, a los 10’, su remate pegó en el poste y se salvó Blooming. Después, con disparos de media distancia y llegadas por los laterales inquietó el arco contrario.

A los 31 minutos llegó el gol de Bolívar después de una magnífica triangulación. Justiniano lanzó un pase filtrado para Juan Carlos Arce, dominó la pelota y sacó un centro para el ingreso Marcos Riquelme, que cacheteó y abrió el marcador.
Reaccionó el local, pero no tuvo la fuerza para poner en riesgo la ventaja de la visita.

En el complemento, Bolívar mantuvo el dominio y Blooming esperó el contragolpe. A los 3’, Arce con arco a disposición remató débil y a los 6’ Riquelme adelantó más de la cuenta la pelota y perdió ante Cordano.

En Blooming ingresaron Mauricio Saucedo y Leonardo Vaca, que le cambiaron la cara a su equipo. Fue más ordenado y ofensivo. A los 25’ Vaca, después de abrirse un espacio, sacó un potente derechazo que se coló en el arco de Matías Dituro, que tocó la pelota pero no la pudo desviar.

En seguidilla de jugadas, el local pudo marcar el desequilibrio, pero fallaron en la puntada final Vaca y César Pereyra.
Cuando expiraba el partido, en el tercer minuto de adición (93’), Bolívar aprovechó el adelantamiento de Blooming. Gastón Sirino tocó una pelota para Enrique Flores, que alargó la pelota para Juan Eduardo Fierro, quien con frialdad y serenidad definió con calidad para el triunfo bolivarista.
 

 

BEÑAT SAN JOSÉ: LA CONSTANCIA DE LOS JUGADORS FUE IMPORTANTE

Para el técnico de Bolívar, Beñat San José, la victoria ante Blooming se logró gracias a la constancia de los jugadores, pese a que sufrió los rigores del cansancio y la deshidratación.

“Fue una victoria importante. Estoy orgulloso por la constancia de los jugadores en el partido. En el primer tiempo estuvimos perfectos en la parte táctica, pero en el segundo afectó el cansancio y la deshidratación por el intenso calor”, dijo.
Del resultado expresó que “fue justo porque todo lo que hizo el equipo, en los momentos difíciles sacó fuerzas para aguantar y exponer su esfuerzo hasta el final”.

El cuadro ‘celeste’ retornó ayer de santa Cruz y hoy trabajará en el estadio de Tembladerani para el partido del miércoles con Oriente Petrolero, por la reprogramada primera fecha, que se jugará en el estadio Hernando Siles a partir de las 20.00.