[Opinión] Planta de urea marcará un hito histórico en el país

Willy Franz Acarapi Sullca

El Gobierno confirmó el inicio de producción comercial de la Planta de Urea y Amoniaco para el jueves 14 de septiembre. El proyecto no sólo es el de mayor inversión en la historia hidrocarburífera boliviana, sino el primero en el proceso de la industrialización del gas natural.

La empresa a cargo de la construcción de la nueva planta, situada en la localidad Bulo Bulo, municipio Entre Ríos de la provincia Carrasco, Cochabamba, es la surcoreana Samsung Engineering Co. LTD. De acuerdo con YPFB, la inversión para la instalación y fiscalización de la obra alcanza a $us 882,8 millones; sin embargo, con las obras complementarias, el monto total alcanza a $us 952,9 millones. Estos recursos corresponden al crédito de financiamiento del Banco Central de Bolivia.

El proyecto, que será el primero de la industria petroquímica que proyecta el país en el marco de la Agenda Patriótica 2025, abastecerá toda la demanda de urea —fertilizante agrícola— del mercado interno, que representa cerca del 20% de la producción de la planta, y el restante 80% se destinará a la exportación, principalmente a Brasil, que ofreció comprar la totalidad del remanente.

Las negociaciones también están en curso con Argentina e incluso Perú.

Según YPFB, la planta de Bulo Bulo emplea la licencia de producción Toyo, que es considerada una de las tecnologías más reconocidas en el mundo.

Respecto al consumo de gas, los datos señalan que el complejo industrial consumirá alrededor de 50 millones de pies cúbicos por día de gas (MMpcd), que será abastecido desde la planta Carrasco (Cochabamba), y de esa cantidad, 32 MMpcd se destinarán a la producción de urea y amoniaco, y 17 MMpcd para el funcionamiento.

La petrolera estatal también tiene listo el equipo de transporte para la urea.