Norcorea: La sanción de la ONU es una provocación

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.
Foto: EFE

 

Corea del Norte / Agencias

Corea del Norte calificó ayer como una provocación atroz y  un bloqueo económico a gran escala el último programa de sanciones impuestas de manera unánime por el Consejo de Seguridad de la ONU al régimen de Pionyang por su reciente prueba nuclear.

El Ministerio de Exteriores norcoreano aseguró hoy en un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA que las sanciones son “producto de una provocación atroz destinada a privar a la República Popular Democrática de Corea (RPDC, nombre oficial de Corea del Norte) de su legítimo derecho a la autodefensa y a sofocar por completo a su Estado y a su pueblo mediante un bloqueo económico a gran escala”.

El comunicado insiste en que las sanciones propuestas por EEUU sirven para que Pionyang verifique que el camino que adoptó era absolutamente correcto, y para fortalecer su determinación en ese sentido hasta que esta lucha haya llegado al final.

Dolor a EEUU

“Las próximas medidas de la RPDC infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia”, declaró el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra.

“La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, advirtió, calificó a las nuevas sanciones como las más despiadadas, y que su delegación rechaza categóricamente la última resolución del Consejo de Seguridad.

Dijo que: “Washington en lugar de hacer un análisis racional (...) está obsesionado con el desarrollo de la fuerza nuclear de la RPDC”, y afirmó que ni las sanciones ni las presiones impedirán a la RPDC marchar hacia adelante.

Las sanciones prohíben las exportaciones textiles y restringen el suministro en petróleo y gas. Un mes atrás, la ONU adoptó otro paquete de medidas que vetaba las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, otros metales, pescado y mariscos, luego del lanzamiento de un misil de medio alcance que sobrevoló Japón.