Concepción de la política cultural

 

Bolivia está habilitada para competir con los mejores destinos turísticos de los otros continentes, ésa es una de las primeras conclusiones que se saca luego de obtener un galardón internacional del World Travel Awards. Este premio proyecta al país en el mundo e invita a conocer la historia, la cultura y la realidad de 36 naciones que integran el Estado Plurinacional.

Este hecho, que fue noticia el fin de semana, da pie para hacer un repaso a la concepción y política estatal para aprovechar el inmenso patrimonio cultural.

Cuando se inició el proceso de reforma se concibió a la cultura como un factor estratégico para la gestión política, económica y social del país porque el nuevo Estado representa ideas, reflexiones y prácticas, en suma una visión ideológica en el sentido más amplio de su acepción para incidir en el pensamiento, comportamiento y actitud de la sociedad boliviana.

En general, la ideología también se refiere a todas las formas de vida, rebasa los ámbitos de la política y la economía porque además concierne al entorno general que hace a la comunidad, donde está lo religioso, la moral, la ciencia y el quehacer cultural. Y en un sentido más estricto, sin pretender entrar a una definición académica más exacta, en determinados períodos de la historia del país, las distintas formas de gobierno desarrollaron su propia ideología, en el período de las dictaduras del siglo XX la ideología fascista y después de 1985 la ideología neoliberal.

En la actualidad, Bolivia experimenta el desarrollo de un proceso de cambio integral que abarca todos los ámbitos, por ejemplo, hay una valoración social y económica más equilibrada en relación con la diversidad étnica y cultural del país a partir de la construcción del nuevo Estado, que se reconoce como plurinacional. Ésta es una característica que le hace cobrar notoriedad social y cultural, y de esa manera se expresa hacia el mundo. A partir de la nueva concepción, el Gobierno trabajó en la construcción de nuevos paradigmas de identidad nacional basados en el respeto de las colectividades que la integran y la valoración real del patrimonio cultural del país.