Confirman proceso penal contra ‘El Mallku’ y Fejuve de Achacachi

La dirigencia de los Ponchos Rojos en diálogo con los periodistas.
Foto: Carlos Barrios

 

Redacción central / Cambio

El dirigente de los Ponchos Rojos de la provincia Omasuyos, La Paz, Pedro Lucana, informó que se iniciará un proceso penal contra la dirigencia de la Fejuve de Achacachi y el dirigente Felipe Quispe ‘El Mallku’ por el secuestro de su dirigente Modesto Clares.

Ayer por la mañana, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que se tenía información sobre la retención de Clares, en calidad de rehén, en el punto de bloqueo de Cucuta, desde el martes, por ello pidió al sector activar la vía jurídica porque se trata de un delito penal.

Ante esta situación, la dirigencia de los Ponchos Rojos se declaró en estado de emergencia, y para hoy confirmó la realización de un ampliado, en el que se definirán las acciones de protesta que seguirán por los bloqueos, movilizaciones y el secuestro de su dirigente.

“Estamos en democracia e iniciaremos la demanda. No toleraremos persecuciones a nuestros dirigentes porque ellos trabajan constantemente por el desarrollo de la provincia, del cantón y de su comunidad. Cada dirigente puede trasladarse de un lugar a otro, por ello ninguno puede ser secuestrado”, manifestó Lucana.

Además, confirmó que un grupo de encapuchados secuestró a Clares y lo llevó hasta Achacachi como medida de presión para que el Gobierno atienda de inmediato sus demandas.

Ante ello, el ministro Romero dijo que este delito penal debe ser atendido por el Ministerio Público, y reiteró que ni el Gobierno ni la Policía intervendrán, sino que debe ser la Fiscalía la encargada de investigar lo ocurrido.

“En Achacachi están buscando un enfrentamiento, por ello  los Ponchos Rojos deben actuar con inteligencia para no caer en esas provocaciones”, dijo.

Querella penal

El viceministro de Transportes, Galo Bonifaz, señaló que se evalúa la presentación de una querella penal contra Felipe Quispe porque promueve el bloqueo en la Doble Vía San Roque-Huarina, causando una afectación de más de medio millón de bolivianos por el no pago de peajes.

Indicó que la dirigencia de la Confederación de Choferes de Bolivia pidió el inicio de una querella contra las personas que persisten con el bloqueo y que la falta de recursos en los peajes también afecta el mantenimiento de los caminos.

La dirigencia de los Ponchos Rojos confirmó que Felipe Quispe fue desconocido y que se está aprovechando de un hecho local-municipal para hacer campaña política en contra del gobierno del presidente Evo Morales.

Desde Achacachi se informó que mantendrán las presiones. 

ANTECEDENTES

  • El dirigente Felipe Quispe aseguró que las medidas de presión continuarán hasta que sus demandas sean atendidas por el Gobierno.
  • El Ejecutivo calificó a las movilizaciones como medida política que pretende afectar la imagen del Presidente.