“El Corredor Bioceánico creará un hub ferroviario subregional”

Foto: Carlos Barrios

Entrevista a Raymundo Santos Rocha - Embajador de Brasil en Bolivia

Las relaciones bilaterales entre Brasil y Bolivia tienen carácter de Estado, y en ese marco el embajador brasileño, Raymundo Santos Rocha Magno, resaltó el buen nivel en que se encuentran.
Dijo que en la reciente I Reunión Plenaria del Grupo Operativo Bioceánico (GOB), realizada en Cochabamba el 14 y 15 de septiembre, Brasil entregó al Estado Plurinacional un borrador de entendimiento para sumarse al megaproyecto.
A continuación la conversación que el diplomático sostuvo con Democracia Directa.

Embajador, ¿cómo evalúa el estado de las relaciones entre Brasil y Bolivia?
El buen estado de las relaciones Brasil-Bolivia puede ser atestiguado por las diversas reuniones regionales y bilaterales de alto nivel que se han desarrollado recientemente en el área de seguridad, así como por la densidad de la cooperación policial en marcha. La cartera de cooperación entre Brasil y Bolivia pasó a contar con 13 proyectos, 10 bilaterales y tres triangulares en las áreas de agricultura, seguridad pública, cultura, metrología y medioambiente. La cooperación brasileña en favor de Bolivia también incluye vertientes educacionales y culturales.

¿El cambio de presidente afectó las relaciones bilaterales?
Los lazos de integración y amistad entre los dos pueblos y el respeto recíproco entre dos Estados soberanos y democráticos aseguran que las relaciones bilaterales tengan carácter de Estado. Brasil es consciente de que su destino está intrínsecamente relacionado con el de las naciones vecinas, y esa consciencia se refleja en la relación con Bolivia, país con el cual Brasil tiene la mayor frontera. En ese sentido, el desarrollo de Bolivia interesa a Brasil, razón por la cual buscamos mantener alto nivel de cooperación en las relaciones bilaterales.

¿Cuál el nivel de relacionamiento entre los gobiernos de los presidentes Evo Morales y Michel Temer?
De parte del presidente Temer, el relacionamiento es pautado por el respeto a la legitimidad del presidente Evo como representante democrático del pueblo boliviano. La información, divulgada por el canciller (Fernando) Huanacuni de que el presidente Evo pretende visitar Brasil, a invitación del presidente Temer, indica que el sentimiento es recíproco. En este sentido, estoy seguro de que el posible encuentro entre los dos mandatarios podrá profundizar esos vínculos.

La influencia política y económica de Brasil es evidente en la región, en medio de este escenario, ¿cómo ve Brasil a Bolivia?
Hace más de una década, Bolivia atraviesa un período ininterrumpido de prosperidad económica que conjuga un admirable aumento de la riqueza nacional a la inclusión social de amplias clases sociales de la población rural y urbana en todos los entornos del país. Vivir hoy en Bolivia es tener la oportunidad de atestiguar un momento de gran relevancia histórica para América Latina. Es acompañar en primera mano una notable mejora de calidad de vida y de desarrollo en un país que, al mismo tiempo, preserva su autenticidad, su diversidad y su riqueza cultural.
Este momento tan promisorio, tan pleno de potencialidades, no ha pasado desapercibido por la comunidad internacional, que nota cada vez más nítida la voz de Bolivia en el escenario global. Es particularmente representativa de esa nueva etapa la presencia del país en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que Bolivia tuvo la oportunidad de presidir en junio de este año.

En este proceso de integración, ¿cuánto aportará el Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración, que ya tiene el respaldo de seis naciones (Brasil, Uruguay, Paraguay, Perú, Argentina y Bolivia) y de inversores europeos?
Tenemos todo el interés en proyectos de infraestructura que faciliten los flujos entre nuestros países en América del Sur y en los mercados extrarregionales, como es el caso del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI), que está entre los proyectos prioritarios de la iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA), incorporada en 2011 al Consejo Sudamericano de Infraestructura y Planificación (Cosiplan).
El corredor tiene el mérito de presentar una vertiente integracionista, en la medida en que su viabilidad induciría a la revitalización de la malla oeste en Brasil, así como estimularía el desarrollo de una conexión ferroviaria de Bolivia con Paraguay y Argentina, creando un hub ferroviario subregional capaz de mover un volumen grande de carga.
Un ferrocarril de estas características puede aportar grandes beneficios y oportunidades, entre los que se pueden citar: uniformidad en la trocha métrica a lo largo de Brasil y Bolivia; vinculación intermodal con la Hidrovía Paraguay-Paraná sobre el río Paraguay en Puerto Quijarro (Bolivia)/Corumbá (Brasil) y la Hidrovía Tietê-Paraná sobre el río Paraná en Três Lagoas (Brasil); la construcción del enlace entre las redes bolivianas concretaría una conexión bioceánica de 3.500 km; según estudios el corredor transportaría una carga cercana a los 10 millones de toneladas para 2021 y cerca de 25 millones de toneladas para 2055; presencia de importantes yacimientos de mineral de hierro y manganeso cercanos a la frontera entre Brasil y Bolivia, entre ellos el cerro Mutún, en Bolivia.

Brasil participó en la primera reunión plenaria del Grupo Operativo Bioceánico en Cochabamba, ¿qué puede resaltar de la misma, y si Brasil se incorpora plenamente en el megaproyecto?
Los días 14 y 15 de septiembre se realizó la I Reunión Plenaria del Grupo Operativo Bioceánico (GOB) con una sesión técnica y otra de alto nivel.
El jefe de la delegación brasileña fue el secretario de Política Nacional de Transportes del Ministerio de Transportes, Puertos y Aviación Civil, Herbert Drummond, cargo equivalente al de viceministro, quien entregó al ministro de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros, el borrador del memorando de entendimiento que será firmado entre Brasil y Bolivia. Para que el memorando sea firmado basta la anuencia de Bolivia. Es un gran paso para el Corredor.
Además de eso, las principales conclusiones de la reunión incluyen: solicitud a Bolivia de presentar el borrador de los términos de referencia para activar la Secretaría de Coordinación del GOB, inicialmente en el edificio que funciona como sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el municipio de San Benito, Cochabamba; continuidad de las reuniones mensuales virtuales y de misiones presenciales semestrales, y consideración de la propuesta de cooperación de Alemania y Suiza por medio de empresas especializadas.

¿Qué estudios y trabajos realizó Brasil sobre este megaproyecto?
Brasil no sólo ha participado activamente y en alto nivel en las reuniones presenciales del corredor, sino también en las reuniones técnicas mensuales que se realizan por videoconferencia. Es oportuno recordar que la mayor parte de la estructura brasileña ya está construida. Con mayor diálogo entre Brasil y Bolivia en cuestiones normativas y aduaneras, ese trecho, donde ya existe integración ferroviaria, funcionará con más agilidad. Recientemente, la concesionaria ALL Rumo y la empresa Ferroviaria Oriental de Bolivia firmaron un acuerdo para la integración física con el fin de llevar carga de Santa Cruz a Corumbá (estado de Mato Grosso do Sul). Actualmente, Brasil es el único país con el cual Bolivia ya dispone de una integración ferroviaria efectiva, con registro de transporte regular de carga entre los dos países. Es importante profundizar el esfuerzo de Brasil y Bolivia para promover mayor convergencia normativa y tratar temas como la tramitación previa a la llegada de la carga a su destino, la reducción de los requisitos documentales, la simplificación y la aceleración de las inspecciones y controles aduaneros, la posibilidad de pago electrónico, el reconocimiento recíproco de certificados, entre otros aspectos.

¿Ya se identificó la zona por la cual atravesará el corredor?
Entiendo que, en el caso de Brasil, el trecho sería aquel ya construido, equivalente a la malla oeste, concesionado a la empresa ALL Rumo. El trecho se conecta con la Ferroviaria Oriental boliviana. En el caso de Perú, entiendo que todavía estarían siendo realizados estudios para definir con mayor seguridad cuáles son los puntos adecuados en entrada y salida (puerto) y cuál sería el trecho más adecuado en el país. Fue lo que se informó durante la I Reunión Plenaria del Grupo Operativo Bioceánico (GOB).

¿Cuál es la propuesta de Brasil sobre el financiamiento del Corredor?
En primer lugar, Brasil considera que para el efectivo funcionamiento del corredor es importante dirigir esfuerzos para mejorar la integración ferroviaria en la malla ya existente entre Brasil y Bolivia. La mayor parte de la estructura brasileña ya está construida y se conecta con la Ferroviaria Oriental. Con mayor diálogo entre Brasil y Bolivia en cuestiones normativas y aduaneras, ese trecho, donde ya existe integración ferroviaria, funcionará con más agilidad. Recientemente, la concesionaria ALL Rumo y la empresa boliviana firmaron un acuerdo para la integración de la malla ferroviaria. 
El proyecto del Corredor podría ser dividido en tres fases: la primera sería la revitalización de la Ferroviaria Oriental y la integración con Brasil; la segunda fase contempla el mejoramiento de las condiciones de la Ferroviaria Andina y la definición del acceso a un puerto peruano en el Pacífico, y, por último, la tercera fase referente a la interconexión ferroviaria de esos dos ejes independientes, más onerosa. Podemos comenzar ya a profundizar el diálogo entre Brasil y Bolivia para mejorar la integración entre las mallas ferroviarias de Brasil y Bolivia.
En relación con el financiamiento de estudios más profundos para el corredor es importante recordar que forma parte de la Agenda de Proyectos Prioritarios del Consejo de Infraestructura y Planificación (Cosiplan) de Unasur y podría tener eventuales estudios financiados por la CAF- Banco de Desarrollo de América Latina, por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata). Obviamente, las decisiones sobre el tema serán tomadas en conjunto por los países involucrados, una vez que sean identificados los problemas y necesidades y las respectivas soluciones con el fin de avanzar en el desarrollo del proyecto.

¿Qué condiciones tiene el puerto de Santos, en la perspectiva de que será empleado por todas las naciones involucradas en el proyecto para exportar mercadería hacia el Atlántico?
El puerto brasileño de Santos es el principal de América Latina. Inaugurado en 1892, no paró de expandirse, atravesando todos los ciclos de crecimiento económico del país, aparición y desaparición de tipos de carga, hasta llegar al actual período de amplio uso de los contenedores. Azúcar, café, naranja, algodón, abono, carbón, trigo, jugos cítricos, soya, vehículos, granos, líquidos diversos, en millones de kilos, han hecho el cotidiano del puerto, que ya movió más de un millón de millones de toneladas de cargas diversas, desde 1892. En 2013, el puerto de Santos superó la marca de los 114 millones de toneladas movidas, anticipando en un año la proyección base para 2014, que fue el movimiento de 112,6 millones de toneladas.
En relación con las posibilidades de expansión y perfeccionamiento logístico del puerto de Santos existe un proyecto de construcción de una plataforma logística en el topo de la Sierra del Mar y en su interconexión, por túneles de autovía y ferroviario, con el puerto de Santos con el propósito de reducir el flujo de carga por el área urbana. Están en elaboración estudios de viabilidad para la plataforma logística financiados por el Banco Mundial.

¿Las inversiones brasileñas en Bolivia continúan o han disminuido, y en qué sectores se dan especialmente?
Las empresas brasileñas han pasado por momentos muy difíciles en los dos o tres últimos años en Brasil. Fueron momentos de crisis económica intensa que les ha exigido muchos esfuerzos. En ese sentido, las inversiones en el exterior no siempre han sido posibles. Apenas aquellas empresas que han estado aptas a expandir sus negocios y a buscar en otros mercados oportunidades alternativas han logrado correr ese riesgo en 2016/2017. Es el caso de Natura, cuyas operaciones en Bolivia están tan saludables en cuanto a sus productos se refiere, de la marca Tigre de tubos y caños, de la Itacamba Cementos, que cuenta con capital de la brasileña Votorantim, y de otras como la Eurofarma, la Cervecería Boliviana Nacional (Ambev) o Petrobras, cuyas inversiones en Bolivia de origen brasileño se consolidan año tras año.

Perfil

  • Nació el 11 de abril de 1953 en Rio de Janeiro, Brasil.
  • Casado con Socorro Vila Magno, tiene tres hijos.
  • Realizó el curso de Preparación de la Carrera Diplomática, en el Instituto Rio Branco (1974).
  • Y Derecho en la Asociación de Enseñanza Unificada de Brasilia/Distrito Federal (1978).
  • Fue embajador en Bucarest, Rumania (2011).
  • Cumple la labor de embajador en La Paz, Bolivia, desde el 22 de noviembre de 2015.