BoA ahorrará $us 1,2 MM con simulador de vuelos

El Centro de Entrenamiento Aeronáutico Civil de la estatal Boliviana de Aviación, en Cochabamba.

Maribel Condori Monrroy

Con el funcionamiento del nuevo Centro de Entrenamiento Aeronáutico Civil (CEAC), la empresa estatal Boliviana de Aviación (BoA) ahorrará por año alrededor de $us 1,2 millones, informó a Cambio el gerente de la aerolínea, Rónald Casso.

El CEAC, instalado en Cochabamba, demandó una inversión de Bs 22 millones. Fue inaugurado en septiembre por el presidente Evo Morales y autoridades nacionales con el objetivo de brindar capacitación técnica y aeronáutica.  

Actualmente, en esos ambientes funciona la primera Escuela de Pilotos de la Línea Aérea, que cuenta con un moderno simulador de vuelo B-737 clásico y un dispositivo de entrenamiento para tripulantes de comando. 

El Gerente explicó que el centro brinda cursos de capacitación interna, clases de línea aérea, además de que un grupo de 25 ingenieros realiza un posgrado en Aviónica a través de un convenio con la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).  

“El centro de entrenamiento ya está prestando los servicios para los cuales ha sido creado. A lo largo del tiempo esperamos tener personal mejor capacitado y nuevos profesionales incorporados a la aeronáutica para asegurar el futuro de la empresa con producción propia y especializada”, apuntó Casso.

“Una necesidad urgente”
El Gerente de la aerolínea estatal señaló que antes los pilotos se capacitaban en el exterior para tomar los cursos de actualización, lo cual implicaba gastos significativos para la aerolínea estatal.

Explicó que un piloto requiere entre cuatro y ocho horas (en tres días por ejemplo) de entrenamiento en un simulador. La hora de alquiler de este dispositivo en el extranjero oscila entre $us 300 y $us 400, y el año pasado, BoA requirió más de 500 cursos. 

En ese contexto, enfatizó que toda esta carga académica se transfirió al Centro de Capacitación y con este laboratorio se reducirán los costos de formación del capital humano.

“Nosotros tenemos previsto que BoA ahorrará alrededor de 1 millón 200 mil dólares por año solamente en entrenamientos recurrentes, ya que en vez de mandar a nuestros pilotos al exterior, ahora los capacitaremos en nuestro Centro de Entrenamiento Aeronáutico Civil”, remarcó Casso.

“Lo más importante es que los recursos empezarán a quedarse en Bolivia en vez de irse al exterior. El hecho de que un dólar se quede en el país significa una multiplicación para dinamizar el mercado interno”, complementó.

Bolivia ‘exportará’ pilotos
Casso destacó que el simulador de vuelos está certificado internacionalmente. Con este dispositivo, la finalidad es formar pilotos propios y extranjeros, ya que el profesional de la aviación es requerido en el mundo entero.  

“Lo que se espera con este centro de entrenamiento y particularmente con el simulador es que vengan a estudiar pilotos del extranjero porque contamos con un simulador certificado internacionalmente”, dijo. 

Además, recalcó que los pilotos bolivianos que se entrenen en este centro trabajarán en cualquier aerolínea del mundo porque tanto su instrucción como la licencia que le otorgue la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) serán válidas en cualquier lugar. 

“Bolivia comienza a dar la oportunidad a los pilotos bolivianos para que se capaciten en nuestro centro de entrenamiento y  trabajen en el exterior sin ningún problema”, añadió el Gerente de Boliviana de Aviación.