Ya basta, no sean tan desconsiderados con los exseleccionados

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

Ya basta, no sean tan desconsiderados con los exseleccionados

El día que Bolivia y Brasil jugaron en La Paz, varios exseleccionados se quejaron contra la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). Decían que, pese a haber defendido en el pasado a la 'Verde', no se benefician hoy ni siguiera con una entrada de cortesía para ir al estadio y ver a la Selección Nacional. La dirigencia no les da agua, menos pan.
Más de uno contó que, eso sí, los dirigentes van hasta con sus familias y se reparten más de 2.000 boletos de cortesía a las empresas que auspician al seleccionado, que de paso son revendidas sin control.
Duro golpe a los exseleccionados, a todos. Hasta no hace mucho, los excampeones del 63 iban a hacer antesala a las oficinas de la Federación en La Paz para recibir tickets y se los veía en el estadio. Ya no se los ve. Por ahí ya no les dan ni a ellos.
A los del 93 y 94 tampoco les otorgan estas entradas. Si alguna vez se los ve en el estadio, es porque se compraron de ventanilla con recursos propios.
No parece un tema relevante, pero debería serlo. A todos se les debería dar un carnet vitalicio para que ingresen a los estadios en cualquier parte del país, a los partidos de la Liga, de las asociaciones, ya que la mayoría se juega en escenarios semivacíos.
Algo vamos a reconocer, quizás no todos esperan un ticket de cortesía para partidos de la Selección, porque gozan de buena economía, pero sería un simpático y sencillo homenaje tener un gesto con ellos.
Es que es lindo ver a las figuras del pasado en el estadio cuando juega la Selección. Hasta son una inspiración para las nuevas generaciones. No sin motivo alcanzaron grandes objetivos defendiendo la camiseta nacional.
No es tarde. La dirigencia de la Federación tiene la palabra. No sólo hablen. Ejecuten en los hechos si tienen alguna intención de subsanar esta desconsideración. No sólo los exseleccionados se lo van a agradecer.