Contexto histórico de la guerrilla del Che

 

En los años 60 del siglo pasado, la población boliviana vivía un período de desencanto por la gestión del gobierno del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). El expresidente Víctor Paz Estenssoro volvió al poder después de suceder en el poder a Hernán Siles Zuazo para encarar su segundo mandato presidencial en medio de un clima de incertidumbre, crisis económica y descontento social.

El 4 de noviembre de 1964, un golpe de Estado encabezado por René Barrientos Ortuño derrocó a Paz Estenssoro. En septiembre de 1965, estableció el co-gobierno con otro militar, Alfredo Ovando Candia, y en 1966 se convierte en presidente constitucional. Su gobierno fue nefasto por la aplicación de una política antipopular, bajó los salarios de los mineros, fue enemigo del sindicalismo, persiguió y asesinó a varios dirigentes obreros, entre otras acciones.

La resistencia de las organizaciones sindicales al gobierno militar se hizo latente y se expresó en continuas movilizaciones, principalmente en las minas. Para sofocarlas, Barrientos descargó todo el poderío del ejército y la aviación sobre los campamentos mineros, donde se desarrollaron sangrientos combates.

Las Fuerzas Armadas, que apoyaban a Barrientos, se guiaban por la doctrina y el entrenamiento militar estadounidense a través de la Escuela de las Américas y la Doctrina de la Seguridad Nacional. Como consecuencia, el Gobierno estaba controlado política y económicamente por Estados Unidos. En este contexto se desarrolló la campaña del Che en el país. Después del asesinato del legendario guerrillero en 1967, en el que la CIA jugó un papel determinante, Barrientos se presentó como el héroe del aplastamiento de la insurgencia armada en Vallegrande, Santa Cruz.

Hace bien el presidente Evo Morales en exhortar a la juventud a conocer la historia y a seguir el legado del guerrillero heroico. “El Che luchó y murió por la liberación de Bolivia, pensando en la liberación de la patria grande. Con su vida y con su muerte, el Che se unió al camino de las luchas de nuestros pueblos, de nuestra resistencia indígena y de su revolución”, dijo el Jefe de Estado en su alocución en el acto de homenaje por los 50 años.