Rajoy rechaza mediación y acepta el diálogo

El líder catalán, Carles Puigdemont.
Foto: AFP

 

Madrid, España / Agencias

El presidente español, Mariano Rajoy, dijo ayer a los independentistas catalanes que no habrá mediación posible en su aspiración secesionista en un marco de desobediencia, aunque dejó la puerta abierta a dialogar la forma de mejorar el marco de convivencia entre todos.

Rajoy compareció en el Congreso para dar su punto de vista sobre la situación en la región de Cataluña, horas después de enviar un requerimiento oficial al presidente de esa comunidad autónoma, Carles Puigdemont, para que aclare, hasta el lunes (16 de octubre) como límite, si ayer declaró la independencia en su Parlamento.

Listo para conversar

El líder catalán se mostró dispuesto a entablar un diálogo sin condición previa con las autoridades españolas para intentar acercar posiciones sobre Cataluña, según declaró.

“Estamos en un punto donde lo más importante es que no haya condición previa para sentarse y hablar, aceptar que tenemos que hablar, tenemos que hablar en las condiciones adecuadas”, dijo Puigdemont en una entrevista con ese medio estadounidense un día después de declarar la independencia de Cataluña y dejarla suspendida.