Macri prepara un nuevo ‘tarifazo’ de agua, luz y gas

El presidente de Argentina, Mauricio Macri.
Foto: Telesur

 

Buenos Aires, Argentina / Telesur

El jefe de gabinete de Argentina, Marcos Peña, confirmó ayer que después de las elecciones legislativas del 22 de octubre habrá aumentos en los servicios de agua, luz y gas, como estaba previsto por audiencia pública.

“No hay sorpresa sino lo que hemos planteado, que es un camino gradual de ordenamiento del sistema tarifario para lograr que todos los argentinos tengan conexiones de gas y luz”, aseguró el funcionario argentino, y afirmó que esta vez los aumentos serán menores a los de 2016.

Peña consideró que hablar de “tarifazo es una percepción subjetiva, ¿qué es un tarifazo o no?”, sostuvo.

Luego de las declaraciones, diversas asociaciones de defensa de los consumidores argentinos rechazaron y condenaron la falta de respeto de Peña a los consumidores, y coincidieron en aclarar que no se trata de una percepción subjetiva sino realista.

El presidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de los Usuarios y Consumidores (Adduc), Osvaldo Bassano, y el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, también criticaron las declaraciones de Peña y consideraron que se le está tomando el pelo a la gente.

“Afirmar que el tarifazo es una percepción subjetiva es como cuando se hablaba de que la inseguridad era una sensación térmica”, comparó Bassano. 

“Es una falta de respeto a los consumidores, que desde fines de 2015 a la fecha tuvieron mil por ciento de aumento, no es una sensación térmica, no es una subjetividad sino un fuerte incremento en el bolsillo, los consumidores en la Argentina pagan la luz y el gas más caro del mundo en proporción con el ingreso que perciben los usuarios”, lamentó.

La candidata a senadora de Unidad Ciudadana y expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, anteriormente había advertido que el Gobierno del presidente Mauricio Macri preparaba un gran ajuste para después de los comicios, que causará despidos en el sector público, recorte de jubilaciones y pensiones, y más aumentos en las tarifas de los servicios de luz, gas, agua y transporte.