Corsán no firmó contratos con microempresas

 

Fernando Carrafa / Cambio

El viceministro de Transportes, Galo Bonifaz, informó que la empresa española Corsán Corviam no firmó contratos con microempresas bolivianas para construir la vía Ixiamas-San Buenaventura.

La constructora abandonó la obra de forma unilateral el 31 de marzo de este año y el Gobierno ejecutó las boletas de garantía para recuperar la inversión programada en el proyecto vial.

Luego de la salida imprevista de la empresa, también dejó pendiente los pagos comprometidos con las microempresas subcontratadas para construir el camino.

“Lamentablemente no hay un contrato formal entre Corsán y los subcontratistas, no hay documentos legales que ameriten un reclamo”, señaló el viceministro Bonifaz.

Explicó que sólo se cerraron acuerdos verbales y en algunos casos con una simple escritura.

Las empresas subcontratadas pidieron al Gobierno nacional ayuda para que el sector pueda cobrar los montos pendientes que tenían con la constructora internacional.

Al respecto, el Viceministro señaló que dichas negociaciones se deben efectuar entre las empresas privadas.

“Como Ministerio de Obras Públicas hemos sugerido que se agote las últimas instancias legales”, agregó Bonifaz.

Con el objetivo de recuperar las pérdidas económicas, las microempresas gestionan que se las incluyan cuando se reinicien los trabajos de construcción.

El Gobierno sostiene charlas con el Banco Mundial para licitar nuevamente el proyecto de infraestructura caminera.