Revilla paga Bs 14 MM y hace efectivo un daño económico

La demolición de la casa de Juan Brun, el año 2000.
Foto: Archivo

 

La Paz / Cambio

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, hizo efectivo el daño económico al municipio de La Paz al realizar el pago de Bs 14 millones por la demolición de la propiedad de Juan Brun, el año 2000, por lo que se arriesga a un proceso de acción de repetición.

“Habiéndose efectivizado el 70% de pago a favor del señor Juan Brun y que éste hubiese cobrado, entonces se produjo ya el daño económico, lo que corresponde es que la Contraloría General del Estado emita un dictamen para proceder a la repetición”, explicó el concejal Jorge Silva (MAS) luego de conocer el desembolso de los fondos.

Joseph Lino, abogado de la familia Brun, reveló que “a mediados de septiembre se hizo efectivo el pago de 14.513.963 bolivianos, que es parte del monto que se determinó en un avalúo pericial como pago de daños y perjuicios a favor de Juan Brun”.

Corresponde al 70 por ciento del total del monto fijado por la demolición de la propiedad de Brun, ejecutada el año 2000 por el entonces alcalde, Juan del Granado.

El restante de los Bs 19.924.748, que son alrededor de Bs 5,4 millones, será dividido en partes iguales (15%) entre los dos abogados que vieron el caso, desde que se inició la demanda.

Cambio intentó comunicarse, sin éxito, con el director jurídico del Gobierno Municipal, Fernando Velásquez, quien tenía el celular apagado.

La autoridad edil dijo, cuando se hizo la retención de los recursos del municipio —en diciembre de 2015—, que la jueza estaba suspendida, aunque el presidente del Concejo, Pedro Susz, indicó que el retraso en la notificación de la suspensión convalidó el accionar de la jurista.

Silva señaló que además de la resolución de la Contraloría, el Concejo debería iniciar un proceso penal por el daño económico contra las autoridades que ordenaron la demolición del inmueble sin el respaldo legal suficiente, toda vez que en el proceso, Brun demostró tener el derecho propietario del bien situado en Bajo Següencoma.

Demolición y litigio

En 1999, el Concejo ordenó la demolición del inmueble y el alcalde de entonces permitió que se derrumbara la casa de tres plantas.

El 3 de junio de 2002, el Juzgado Primero de Partido en lo Civil y Comercial dio la razón a Brun y ordenó el pago de una indemnización.

Nueve años después, la Corte Superior de Justicia confirmó el fallo y fijó en Bs 11,8 millones el resarcimiento. La Corte Suprema dispuso en marzo de 2012 el pago del monto y en 2015 se hizo el avalúo de Bs 19,9 millones.