Comibol perdió $us 2.375 MM durante la privatización

La Comisión Especial Mixta de Investigación concluirá su labor en noviembre.
Foto: Cambio

 

Redacción central / Cambio

La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) registró una pérdida económica de alrededor $us 2.375 millones durante el proceso de privatización, reveló el senador del MAS-IPSP Rubén Medinaceli.

“El daño económico que se ha ocasionado con la privatización en la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) es cuantioso y por eso nuestra labor deberá ser identificar a los responsables”, afirmó el legislador, quien integra la Comisión Especial Mixta de Investigación de la Privatización y Capitalización.

El senador indicó que el proceso de privatización en la Comibol se inició aproximadamente en 1985 con la implementación del Decreto Supremo 21060 y con los últimos contratos que se firmaron por el año 2000.

La privatización de Comibol tuvo que ver, fundamentalmente, con la firma de contratos de arrendamiento y de riesgo compartido.

Explicó, por ejemplo, que los contratos de arrendamiento fueron realizados con algunas empresas mineras como el caso de la mina Colquiri que fue a parar a un consorcio, en el que participaba la Compañía Minera del Sur (Comsur), entonces de propiedad de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Los contratos de riesgo compartido constituyeron la otra modalidad utilizada con las cooperativas mineras. Éstos se firmaron con varias empresas mineras como Huanuni, Bolívar y Porco.

El senador Medinaceli agregó que estas modalidades de contrato fueron lesivas a la economía del país porque con los pactos de arrendamiento las más beneficiadas fueron las empresas privadas, y la retribución de utilidades a favor de Comibol fue pequeña.

“En conclusión, si la inversión que han hecho las empresas privadas la hubiera realizado Comibol, y hubiese operado las minas, por supuesto que todas las utilidades hubieran sido mucho mayores que la inversión efectuada y la totalidad de las ganancias para el Estado”, aseguró.

El senador apuntó que los contratos de arrendamiento sobrepasan los 120; con empresas son aproximadamente cuatro y de riesgo compartido tres. El legislador observó que en muchos de esos contratos las firmas mineras ni siquiera entraron a la etapa de operaciones.

 

APUNTES

El expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada era el mayor accionista de la empresa Comsur que firmó varios contratos de arrendamiento y riesgo compartido con Comibol.