Lucha contra el narcotráfico

La Iglesia Católica presentó la Carta Pastoral titulada “Hoy pongo ante ti la vida o la muerte”, en la que se refiere al narcotráfico, flagelo que según su visión, “en su estrategia de expansión e impunidad, penetra incluso estructuras estatales y fuerzas del orden, comprando conciencias”. Sin duda, una apreciación que se aleja de la realidad cuando desde el Gobierno nacional se realizan importantes avances en la lucha contra este flagelo, entre ellos la nacionalización de la lucha antidrogas, que además permitió la erradicación concertada de cultivos excedentarios de coca.
La Carta del clero pide a las autoridades una rigurosa intervención para erradicar la ilícita actividad, a lo cual respondió el ministro de Gobierno, Carlos Romero, con los argumentos necesarios, haciéndoles notar principalmente que en esa carta se manejan datos errados.
En noviembre de 2013, el Ministerio de Gobierno y el CONALTID presentaron ocho tomos de un estudio integral de la hoja de coca en Bolivia, pero según la Iglesia no hay estudio alguno. El mismo estableció que aproximadamente tres de cada 10 bolivianos consumen la hoja sagrada y que son necesarias 14.705 hectáreas de coca para el consumo tradicional.
Además, el “II Estudio Nacional de Prevalencia y Características del Consumo de Drogas en Hogares Bolivianos de Nueve Ciudades Capitales de Departamento, Más la Ciudad de El Alto, 2014”, revela que en Bolivia el nivel de consumo de cocaína es un tercio del 1% del total de la población. Y a ello se suman las tareas de interdicción, que desde el 2006 a diciembre de 2015 suman 121.025 operativos, el secuestro 253 toneladas de droga en el mismo período y en promedio la erradicación de 11.000 hectáreas de cultivos ilegales con diálogo, participación social y sin muertes.
Lo expuesto pone en evidencia que la Iglesia Católica no tiene los datos correctos y, claro, se justifica la posición del Gobierno, que exige que se enmiende los errores de la Carta Pastoral, o bien que se presente las pruebas para poner en entredicho los logros de Bolivia en materia de lucha antidrogas.