Trabajadores resisten la reforma de Temer

En el marco de una movilización nacional convocada por los sindicatos brasileños, los trabajadores salieron ayer a las calles en varios estados a protestar contra la reforma laboral —que entran en vigor a partir de hoy— y el endurecimiento de la reforma del sistema de pensiones. En esta ocasión se movilizaron las organizaciones más grandes de Brasil, según destacan las agencias internacionales, entre ellas la Central Única de Trabajadores (CUT) y los sindicatos Fuerza Sindical, Unión General de los Trabajadores (UGT), Nueva Central Sindical de Trabajadores (NCST), la Central de Trabajadores de Brasil (CTB), la Central de los Sindicatos Brasileños (CSB) y el Fórum Sindical de Trabajadores. 

El origen del malestar social es la ley de reforma laboral, sancionada en julio de este año, que modifica más de cien puntos de la Consolidación de las Leyes del Trabajo y dispone una nueva reglamentación para las relaciones laborales.

Las reformas promovidas por el presidente Michel Temer son resistidas porque atentan contra los derechos laborales. Según el Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos, el objetivo de la ley es ampliar la protección de las empresas y desproteger al trabajador. La ley “crea instrumentos para legalizar prácticas que precarizan el trabajo, reducen o impiden la protección sindical y dejan al trabajador expuesto a la coerción de las empresas en la definición de sus derechos”.

El portal de Hispan TV señala que entre los principales puntos que generan más descontento están la autorización a mujeres embarazadas a trabajos insalubres, la adaptación de la indemnización que las empresas pagarán por accidentes de trabajo al sueldo del empleado, la prevalencia de los acuerdos entre patronales y empleados sobre la legislación vigente y el establecimiento de jornadas de 36 horas.

Según algunos juristas consultados por Telesur, “la nueva ley contiene varias inconstitucionalidades, como el hecho de privilegiar lo negociado (entre trabajadores individuales y patronos) sobre lo legislado, lo cual tiende a deteriorar las condiciones y relaciones de trabajo”. Estas reformas de carácter antiobrero en Brasil muestran de cuerpo entero al neoliberalismo.