Códigos Morales; por la dignidad humana

Mónica Haydee Villavicecio S. *

Como es de conocimiento público, el Gobierno a la cabeza del Ministerio de Justicia viene sociabilizando y presentado los llamados Códigos Morales como piezas fundamentales del proceso de la reforma a la justicia boliviana, entre estos el Anteproyecto del Código Civil.

De manera breve sabemos que nuestro actual Código Civil de 1976, que tiene sus antecedentes en el Código Civil Italiano de 1942, de corte social, presenta vacíos o errores de traducción e interpretación, que han llevado a tener una serie de conflictos judiciales interminables en nuestra sociedad.

La presentación oficial del Anteproyecto del Código Civil conlleva una nueva estructura de siete libros, es decir se introduce dos libros más: uno referente al Negocio Jurídico, y el libro de Obligaciones actual se desdobla en dos.

Lo destacable de este anteproyecto es que tiene una nueva visión doctrinal, es decir se pretende pasar de un sistema y de una visión de corte positivista formal a un sistema de corte humanista, donde el hombre se convierte en el centro del sistema jurídico y el derecho se encuentra a su servicio. En este sentido, los principios y la resolución de los conflictos se enmarcan en los principios de orden constitucional, buscando de esta manera una constitucionalización del derecho privado. 

En este artículo, y dada la importancia veremos los dos primeros libros, por lo que se hablará de elementos esenciales: persona humana y persona jurídica. En la primera se incorporarán derechos personalísimos, tomando en cuenta los tratados de Derechos Humanos, a citar como ejemplo la negativa de recibir un determinado tratamiento médico, y los límites en casos especiales cuando de menores de edad se refiere. 

En cuanto al fin de la persona se simplifican los requisitos y plazos para la muerte presunta, buscando evitar perjuicios en los derechos de los causahabientes. En relación con las personas jurídicas se incluye la regulación de ONG por su implicancia y trascendencia en nuestro medio. Por otra parte, se regula la figura del domicilio en relación con los negocios jurídicos en razón de conceptos difusos en la normativa actual como también, y en concordancia con la Constitución Política del Estado, se establecen mecanismos de control.

La especificidad de un libro referente a la Teoría de los Hechos, Actos y Negocios Jurídicos, regulando el género (negocio jurídico) y la especie (el contrato), con los elementos esenciales del negocio jurídico permite establecer el distingo respecto a la confusión de los mismos acerca del contrato. 

Añádase a esto otra modificación fundamental: vicios del negocio jurídico (voluntad, causa, objeto e incumplimiento de formalidades) que viene a regular las causales y sanciones de la Teoría de las Nulidades y Anulabilidades, estableciendo el cambio esencial al aplicar la nulidad del negocio jurídico ante el vicio del consentimiento, que actualmente y de manera errónea se sanciona con anulabilidad. 

Una innovación es la señalada en causales de anulabilidad cuando introduce causales de incapacidad de obrar, lo que viene a significar un avance en la comprensión del ser humano y el respeto de sus derechos y además de ello la inclusión de la concepción constitucionalista. 

Finalmente, el Anteproyecto de Código Civil en estos dos primeros libros analizados tiende al respeto de la dignidad humana, donde la base esencial es el ser humano en sí mismo, lo que cambiará la vida de las personas.

* Abogada y docente universitaria