La Policía aumenta labores de Inteligencia y agentes encubiertos

Efectivos policiales realizan constantes patrullajes en las calles de Beni.
Foto: Archivo

Roberto Medina Buezo / Cambio

El comandante general de la Policía, Abel de la Barra, informó que la institución trabaja para garantizar la seguridad en el Beni, sobre todo en el ámbito turístico.

El anuncio se debe a que en los últimos meses las actividades ilícitas en Beni se incrementaron por la presencia de delincuentes extranjeros, en especial brasileros y peruanos, que ingresan a este territorio para perpetrar crímenes y retornar a su país vulnerando los controles fronterizos.

“Este plan de contingencia nos permite organizar equipos con agentes encubiertos y labores de Inteligencia para corroborar si las múltiples denuncias sobre las actividades ilícitas son ciertas”, dijo.

La autoridad señaló que en las últimas semanas se registraron varias denuncias respecto a que en Beni se detectaron movimientos y operaciones ejecutadas por gente inescrupulosa, que estaría creando factores de inseguridad al tener a disposición armamento no autorizado para cometer robos, crímenes, asaltos y actividades de narcotráfico.

“Para no perjudicar las investigaciones y las labores de Inteligencia no podemos brindar mayores detalles del trabajo de los agentes encubiertos, pero serán los encargados de informar cómo está el tema de seguridad y la delincuencia en Beni para que más adelante podamos ejecutar diversas estrategias para beneficio de la población”, manifestó.

Reiteró que fue en Beni y Santa Cruz donde se detectó mayor actividad delincuencial cometida por ciudadanos extranjeros, por ello las autoridades gubernamentales instruyeron reforzar el resguardo en la frontera.

“Es un trabajo que para 2018 será reforzado, pero en estos días se complementa con la presencia de más policías y hasta militares en las frontera”, dijo.

También aseguró que “lo que sucedió con la camioneta de Brinks, la que fue atracada por delincuentes brasileros que luego de perpetrar el asalto huyeron a su país, nos obligó a poner en marcha un plan táctico y estratégico para que la Policía pueda llegar de manera inmediata a estas zonas”, explicó.

 

Aumento de narcotráfico 

De igual manera, De la Barra expresó su preocupación por los últimos casos de narcotráfico que se registraron en Beni por parte de delincuentes de nacionalidad brasilera y peruana, que ven a Bolivia como país de tránsito para llevar la droga a otros países, aprovechando pistas aéreas clandestinas, camuflando algunas factorías e incluso transportando la droga vía terrestre contratando a lugareños que arriesgan su vida y libertad. “Vamos a aumentar la presencia de efectivos en esta parte del país”, aseguró.

 

Lucha conjunta contra ‘Los Macheteros’

 

Hasta principios de año las pandillas benianas conocidas como ‘Los Macheteros’, atemorizaron a la población porque los ataques se incrementaron ante la pasividad de los ciudadanos, policías y autoridades.

‘Los Macheteros’ son grupos delincuenciales conformados por adolescentes que, con machetes, atacan a cualquier persona provocándoles heridas de gravedad para sustraerles dinero, celulares e incluso sus motocicletas.

Ante estos hechos, se formó un Consejo de Seguridad compuesto por la Alcaldía, Fejuve, Control Social, Umopar, universitarios y policías, entre otros sectores para llevar adelante varios operativos.

Una de las primeras medidas fue la disposición de un toque de queda para menores de edad a fin de que no puedan circular desde las 23.00 si no era en compañía de un adulto.

Los índices de ataques se  redujeron bastante porque varios grupos se desintegraron, mientras que los pandilleros capturados fueron recluidos en centros de rehabilitación.

La ciudadanía y las instituciones coordinaron los operativos efectuados  especialmente en las zonas alejadas, donde los pillos se agrupaban.