¡Italia se queda sin Mundial!

Festejo sueco en Milán. El equipo nórdico aguantó el cero en la revancha. El triunfo (1-0) en la ida le dio la clasificación al Mundial de Rusia 2018 después de tumbar a un gigante.
Foto: EFE

París / AFP

Italia se perderá el Mundial por tercera vez en su historia, después de haber sido eliminada por Suecia en el repechaje, ayer en Milán (0-0), en lo que supuso el último partido con la ‘Azzurra’ del mítico guardameta Gianluigi Buffon.

Italia sólo se había perdido dos Mundiales: el primero, en 1930, porque rechazó la invitación de viajar a Uruguay para disputarlo y en 1958, en Suecia, en la única vez que se quedó fuera por deméritos deportivos.

El combinado nórdico hizo bueno el triunfo 1-0 en la ida en Estocolmo ante una Italia, cuatro veces campeona mundial, que no fue capaz de marcar en 180 minutos y que está lejos del lustre que tuvieron otras Nazionales en el pasado.

Buffon no podrá disputar su sexta Copa del Mundo. A sus 39 años y después de dos décadas y 175 partidos confirmó que se retira de la selección. Lo anunció entre lágrimas. En un principio su intención era colgar los guantes luego del torneo ruso.

“Tenemos a (Gianluigi) Donnarumma, (Mattia) Perin y otros grandes porteros. El tiempo pasa y es justo que sea así. Siento que mi último partido oficial sea esta eliminación”, señaló el arquero.

“Un abrazo a todos, en especial a los que han compartido conmigo este maravilloso viaje”, añadió el campeón del mundo en 2006.

Italia mejoró la versión ofrecida hace tres días en Estocolmo y tuvo las mejores ocasiones de gol para haber alargado al menos la eliminatoria, pero con el paso de los minutos se fue diluyendo ante una Suecia que defendió bien la renta cosechada en casa.

Con los errores ante el arco sueco de Antonio Candreva (27), Ciro Immobile (40), Allessandro Florenzi (45 y 53), Stephan El Shaarawy (86) y del italobrasileño Jorginho en el descuento, Italia evidenció que no cuenta actualmente con ninguna estrella (como lo fueron en el pasado Baggio, Del Piero o Pirlo) ni con un delantero goleador (como Rossi, Altobelli, Vieri o Inzaghi).

Italia llora la eliminación. En Rusia se lo extrañará.