Rememoran 236 años de la muerte de Tupac Katari

Ilustración del descuartizamiento del líder Tupac Katari.
Foto: Ministerio de Comunicación

Cambio / La Paz

La insurrección india más grande contra el dominio español, comandada por Tupac Katari, fue rememorada ayer con la asistencia de dirigentes provinciales en la localidad de Peñas, donde el líder revolucionario fue sentenciado y descuartizado en 1781.

“Hay una sentencia de Tupac Katari que dice: volveré y seré millones, ya que el cerco no ha concluido mientras los racistas no permitan que Evo Morales siga siendo el presidente de los bolivianos”, dijo el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas, al referirse al pachakuti (tiempo-espacio de la luz).

En 1781 se radicalizó la guerra contra la Colonia con Julián Apaza (Tupac Katari) y Bartolina Sisa. La rebelión de los indios desde La Paz se extendió a otras regiones, se levantaron insurgentes las comunidades en Oruro,  Cochabamba, Salta y Jujuy (del norte de Argentina), incluso Arica, en el norte Chile.

Desfilaron centenares de dirigentes originarios con sus estandartes de las 20 provincias del departamento de La Paz ante un palco conformado por el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Eugenio Rojas; el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico; el canciller del Estado Plurinacional, Fernando Huanacuni, entre otras autoridades.

Desde temprano, la Federación de Campesinos Tupaj Katari y de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa realizaron ofrendas a la Pachamama (Madre Tierra) para luego participar  en el desfile de homenaje al líder indígena.

Los dirigentes campesinos convocaron a sus pares de los nueve departamentos del país a unirse a la lucha que el caudillo indígena dejó como legado y defender el proceso de cambio que vive el país y “que es del pueblo”.