Brennan nunca dejó de conspirar en Bolivia

Foto:@ArturoMurilloS
El empresario y político Samuel Doria Medina junto con la alcaldesa Soledad Chapetón y dos legisladores de Unidad Nacional despidieron a Brennan el 22 de noviembre.

Fernando del Carpio Z.

Los afanes conspirativos estadounidenses salieron a relucir después de que se hizo pública la reunión del más alto funcionario de la Embajada, Peter Brennan, con el expresidente Carlos Mesa, quien afirmó que en el encuentro no se trataron temas políticos.

Brennan se reunió días después con el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas; con el expresidente Jorge Tuto Quiroga, con la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón; con el empresario y jefe de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, y estos políticos opositores indicaron que esas citas eran de despedida porque Brennan concluía su misión.

Para Juan Ramón Quintana, actual embajador de Bolivia en Cuba y exministro de la Presidencia, las reuniones del Encargado de Negocios de Estados Unidos con líderes políticos de la oposición no fueron casuales.

El diplomático estadounidense —según Quintana— replicó la operación encubierta que llevó adelante en contra del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para frenar su llegada al poder.

En esa línea, invitó al pueblo boliviano a leer el libro Brennan desenmascarado, el golpismo diplomático imperial contra Nicaragua y Bolivia, de Iván Mérida Aguilar.

Quintana desglosó los cinco pasos que se aplicaron en el país centroamericano: primero, gastar millones de dólares para desprestigiar la campaña política de Ortega; segundo, “comprar periodistas prestigiosos”; tercero, montar una supuesta violación del presidente Ortega contra una hija política; cuarto, gastar millones de dólares de los pueblos indígenas para enfrentar al gobierno de Ortega y quinto, “pedir millones de dólares al Departamento de Estado para unir a la derecha y llevar a cabo una operación política”.

“Repitió la misma operación (en nuestro país): unir a la derecha, comprarse a los medios, atacar a determinados dirigentes políticos, ministros, Presidente y otros, instalar este operativo que ha terminado en la derrota del 21F. Ésas son operaciones típicas de Brennan y se comportó como un verdadero sicario político por encargo del Departamento de Estado en Bolivia“, resaltó.

Quintana reiteró que Brennan en sus tres años en Bolivia replicó las cinco tareas que hizo en Nicaragua. “Actúan como un imperio”, considera “a los bolivianos unos idiotas soberanos”. 

Destruir la imagen de Evo
Mérida, autor de Brennan desenmascarado..., basa su investigación en los cables filtrados por WikiLeaks.

En la presentación de su obra refiere que el diplomático estadounidense “no sólo actuó como un estratega de la oposición política en Nicaragua antes y después del ascenso del presidente Ortega, sino también se evidencian las tácticas y metodologías de desestabilización que usó en Nicaragua, técnicas que presentan muchas similitudes con eventos similares en Bolivia desde su llegada en 2014”.

El abogado e investigador dijo a la Red Patria Nueva que la tesis de su libro “es que una de las cabezas principales del sabotaje y acción del 21F para destruir la imagen del presidente Evo Morales fue Brennan”.

En esa línea, señaló que el 11 de diciembre de 2015 Brennan se reunió con Carlos Valverde, quien hizo público el caso Gabriela Zapata y la supuesta paternidad del presidente Evo Morales, hecho que de forma indudable influyó en los resultados del referéndum constitucional del 21 de febrero de 2016, donde se impuso por un estrecho margen el No.

La consulta se realizó para aprobar o rechazar la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado, para incorporar dos reelecciones presidenciales de manera continua y no una, como está señalada.

Mérida informó que no sólo revisó los cables de WikiLeaks, sino también los correos dirigidos a Hillary Clinton, entonces secretaria de Estado, y reiteró que la misión de Brennan fue conspirar, tal como lo hizo en Nicaragua, donde también se desempeñó como encargado de Negocios.

Mérida subraya que “esta lectura cronológica de Brennan constituye la prueba definitiva del rol encomendado a su persona en Bolivia y evidencia finalmente que Estados Unidos nunca dejó de actuar sobre Bolivia, sino que se envió a uno de sus más nefastos hombres: Peter Meier Brennan”.

 Se va ‘sin ningún trofeo’
El presidente Evo Morales afirmó que Brennan retornará a su país “sin ningún trofeo” porque fracasó pese a su experiencia en su misión de “dividir a la nación y derrotar a nuestra revolución”.

El Jefe de Estado habló del tema en el acto de entrega del edificio (ex Usaid) al Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas, el 14 de noviembre. Además informó que Brennan le expresó a un expresidente: “El Evo no puede ser presidente nuevamente, (usted) tiene que ser candidato”.

Mesa, en una nota publicada en su blog, afirmó que no se consideró ese asunto, “menos aún, una supuesta oferta de apoyo a quien ni es pre candidato ni candidato para las elecciones de 2019”. Admitió que recibió la visita de cortesía de Brennan y los nuevos funcionarios Rolf Olson y Marianne Scott.

Esta visita, efectuada el 6 de noviembre, provocó una serie de reacciones en el ámbito político nacional. El canciller Fernando Huanacuni dijo el martes 21 que solicitará a Mesa que amplíe el contenido de la carta que le envió al presidente Evo Morales sobre la reunión que sostuvo con Brennan, porque la misiva no puede considerarse un informe.

Huanacuni considera importante que el exmandatario informe sobre todos los detalles de esa cita, porque ser vocero implica no sólo una nominación, sino también responsabilidades.

---

Contexto

  • El 10 de septiembre de 2008, el presidente Evo Morales declaró persona no grata al embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, por su injerencia en asuntos internos. El Gobierno venezolano respaldó a Bolivia y expulsó al diplomático estadounidense.
  • De inmediato, el Gobierno estadounidense declaró persona no grata al embajador de Bolivia en Washington, Gustavo Guzmán.
  • Desde hace nueve años no se intercambian embajadores, y el máximo funcionario es el encargado de Negocios.
  • Peter Brennan fue designado en ese cargo en junio de 2014, y en diciembre de este año cumple su misión. Bruce Williamson lo reemplazará en esas funciones.
  • El encargado de Negocios de Bolivia en la capital estadounidense es Pablo Canedo, excandidato a gobernador de Tarija por el Movimiento Al Socialismo Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), en las elecciones subnacionales 2015.

---

Respeto

» El presidente Evo Morales demandó mucho respeto a nuestra soberanía y a nuestra dignidad al nuevo Encargado de Negocios de Estados Unidos.
» Si viene a conspirar como estaba conspirando el que se va, se encontrará “con la horma de su zapato”, advirtió el Jefe de Estado.

---

Alentó la subversión ideológica desde la embajada

La misión del encargado de Negocios de Estados Unidos, Peter Brennan, no era ir al choque, sino a la subversión ideológica, de afectar lo más que se pueda la imagen del presidente Evo Morales, advirtió el analista político Hugo Moldiz.
“El primer objetivo de esta ofensiva es que Evo no llegue a 2019”, dijo.
Indicó que en, esa línea, Estados Unidos apuntala la candidatura del expresidente Carlos Mesa, quien públicamente niega esa posibilidad.
“La Embajada no tiene un candidato, pero sabe quiénes no pueden ser candidatos: Samuel Doria Medina, porque perdería, y Tuto Quiroga, porque es un gran articulador de la derecha. La Embajada sabe que Mesa es la única alternativa que les queda, porque no hay otra persona que pueda concentrar un voto de simpatía. Rubén Costas no tiene ninguna aspiración”, argumentó.
Moldiz considera que el vocero de la demanda marítima quisiera ser candidato, pero “teme, es poco decidido”, sabe que tendrá que enfrentar a Evo Morales y a los movimientos sociales, y que en 2004 y 2005 se acobardó al no nacionalizar los hidrocarburos ni convocar a la Asamblea Constituyente.
En todo caso, el analista está convencido de que Estados Unidos hará todo lo posible para juntar a moros y cristianos, y que el papel de la Embajada se manifiesta en la declaración que firman (contra la repostulación).
“Alguien tuvo que juntarlos”, resalta Moldiz y agrega que todo este tiempo Brennan estuvo muy activo al reunirse con la oposición partidaria, mediática y analistas políticos, en los últimos días con motivo de despedirse.

---

Termina su misión en diciembre

Peter Brennan fue designado encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia en junio de 2014, y en diciembre finalizará su misión.
Será reemplazado por Bruce Williamson, un funcionario del servicio exterior con cerca de 30 años de experiencia en el Departamento de Estado.
Sobre las reacciones que provocó su encuentro con el expresidente Carlos Mesa, Brennan expresó: “es lo mismo que hace su encargado de Negocios en Washington (Pablo Canedo), que se reúne con congresistas estadounidenses”.
Además subrayó: “Tenemos interés en trabajar en áreas donde tenemos intereses en común, y creo que hay mucho sobre eso, ésa es nuestra intención”.
El diplomático, después de reunirse con Mesa, lo hizo con el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, para despedirse al culminar su misión de más de tres años y medio. Brennan ocupó funciones en las embajadas de su país en Pakistán, Costa Rica, Venezuela, República Dominicana, Barbados y otras.