Arranca la fiesta de los escolares

Momento en que empieza a arder la llama de los Juegos Escolares. Fue ayer en el coliseo de Quillacollo.
Foto: Reynaldo Zaconeta

La Paz / Gustavo Cortez

En medio de un festival colorido y musical, se pusieron ayer en marcha los XXIII Juegos Deportivos Sudamericanos Escolares, en el coliseo de Quillacollo, Cochabamba.

Participó en el acto de inauguración el presidente Evo Morales, quien pidió a las autoridades locales recibir con afecto y hospitalidad a los deportistas del exterior.

Hubo bailes tradicionales y la cultura de los visitantes brilló con las danzas de Bolivia y los otros países.

El desfile de las delegaciones fue vistoso, pues cada una ingresó con los colores de sus banderas y algunos atuendos típicos, como sombreros.

El Jefe de Estado estuvo acompañado de dirigentes del Consejo Sudamericano de Deportes (Consude), que este año otorgó la sede a Bolivia.

Morales dio la bienvenida a las delegaciones y les deseó mucho éxito. Destacó que el deporte es disciplina, y en esta cita cada deportista representará bien a su país. Agregó que además se generará “una gran integración”.

Al coliseo acudieron los estudiantes, y un lindo mosaico humano mostró una variedad de inscripciones alusivas a evento internacional.

El presidente de Consude, Roberto Ibáñez, agradeció a Bolivia por acoger con “gran hospitalidad” los Juegos y auguró que serán un éxito.

El fuego del pebetero fue encendido por Carola Loma, destacada raquetbolista boliviana en medio de los vítores de los deportistas.

Los Juegos Escolares están en marcha en Cochabamba en nueve disciplinas deportivas. Finalizarán el sábado.