OMS y OPS afirman que el paro médico atenta a los DDHH

El representante de la OMS y OPS en Bolivia, Fernando Leanes.
Foto: Archivo

Clayton Benavides / Cambio

El representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Bolivia, Fernando Leanes, recordó ayer a los médicos bolivianos que el prohibir el acceso a la atención de la salud atenta a los Derechos Humanos (DDHH).  

La declaración se realizó después de que el sector lleva suspendidas sus actividades desde el 23 de noviembre, pese a las constantes convocatorias de diálogo por parte del Gobierno y las propuestas presentadas por el Ministerio de Salud.

Leanes dijo que a la OMS/OPS le preocupa la falta de atención médica y llamó a la reflexión al Colegio Médico de Bolivia para encontrar una solución a ese conflicto a través del diálogo con el Ministerio de Salud.

“Hay mecanismos para resolver. Yo creo que es muy importante que no se deje a los pacientes sin atención, independientemente de cuáles sean las causas de la protesta y de expresarme sobre ellas; realmente hacemos un llamado a que no se deje a la gente en una situación de tanta vulnerabilidad”, exhortó.

“Hacemos un llamado a que no se le quite atención a los pacientes porque la situación en la que están pasando algunas personas es la violación de un derecho”, indicó, citado por la ABI.

Convocatoria al diálogo

La ministra de Salud, Ariana Campero, aseguró ayer que esa cartera de Estado convocará, por cuarta vez, al Colegio Médico de Bolivia para analizar sus demandas.

“Por nuestro lado, vamos a ir donde sea necesario para resolver el conflicto. En este momento estamos redactando una nueva invitación dirigida al Colegio Médico”, dijo en entrevista con radio Panamericana.

El martes, por más de siete horas, el Gobierno y la representación de los galenos se reunieron en la ciudad de Santa Cruz, oportunidad en la que los médicos propusieron, de manera radical, que el Estado sólo regule a las cajas de salud.

“El Estado tiene la obligación de regular, controlar, fiscalizar a los centros de salud, hospitales públicos y privados; los médicos no pueden excluir a dos subsectores que son el 60% de todo el Sistema Nacional de Salud”, aseveró Campero.