Declaran estado de emergencia por el incendio en California, Estados Unidos

Foto: Univisión
Los bomberos trabajan arduamente para controlar el incendio.

 

Telesur

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró ayer el estado de emergencia en California (oeste) luego de los incendios propagados en la región desde el 4 de diciembre, que obligaron a la evacuación de casi 200.000 personas. 

Ordenó al Gobierno federal que brinde asistencia adicional ante este problema, así como la autorización al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal para el Manejo de emergencia (FEMA) para coordinar “todos los esfuerzos en las tareas de socorro”.

Con esta medida se pretende “aliviar” el sufrimiento de la población local y colaborar con las autoridades estatales, locales y tribales, informaron en un comunicado.

Los incendios se extendieron rápidamente por la costa este del país, lo que ha arrasado con miles de hectáreas. En el condado de San Diego, al sur del estado, más de mil hectáreas fueron quemadas y dos personas resultaron heridas.

El fuego en San Diego se suma a otros cuatro que arrasan el noreste de Los Ángeles, con más de 200 estructuras afectadas y el cierre de instituciones educativas, carreteras y fallas en el servicio eléctrico.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia en los condados de Santa Bárbara, San Diego, Los Ángeles y Ventura.

Consecuencias

Unas 1.100 escuelas del estado de California cerraron sus puertas como medida preventiva.

La propagación del fuego alcanzó unas 4 millas (10 km2) en pocas horas, arrasando la comunidad de Rancho Monserate Country Club, en la ciudad de Fallbrook.

En Ventura, a 209 kilómetros (130 millas) al norte del estado, el fuego destruyó 430 inmuebles y abarca 466 kilómetros cuadrados (180 millas cuadradas).

El incendio del jueves ocasionó el cierre de la autopista estatal 76 en ambas direcciones y obligó a evacuar la zona cercana a la Base del Cuerpo de la Infantería de Marina Camp Pendleton.

Estos hechos han dejado al menos dos personas heridas con quemaduras que se encuentran hospitalizadas.