Bolivia apuesta por un diálogo serio y sincero que restablezca el acceso soberano al mar

Entrevista a Fernando Huanacuni Mamani, ministro de Relaciones Exteriores

En 2017, Bolivia inició su gestión de dos años como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con varias conquistas, una de ellas es la aprobación por consenso de la primera resolución de acción sobre minas antipersonales.

Ése es sólo uno de los varios resultados que destacó el canciller del Estado, Fernando Huanacuni, en un cuestionario que respondió a Democracia Directa, en el cual también se refirió al fallo que emitiría la Corte Internacional de Justicia en 2018 sobre la demanda marítima y los eventos, como el Comité 1540, que se desarrollarán en La Paz.

A casi un año de estar al frente de la Cancillería, ¿cuál es el balance de la labor cumplida? ¿Cuáles son los logros más significativos en política exterior?
En 2017, Bolivia ha marcado hitos importantes en la política exterior, por primera vez un presidente indígena, como lo es el presidente Evo Morales, presidió el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde trató un caso tan importante como las aguas transfronterizas.
Destacamos también la consolidación del proyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración, declarado de interés regional por el Mercosur. La adhesión de Brasil a este megaproyecto y la firma de un acuerdo de cooperación con Suiza. Además, destaca la Conferencia Mundial de los Pueblos Por un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal, que reunió a representantes de cuatro continentes del mundo en Tiquipaya, Cochabamba, de donde surgió un decálogo que fue socializado en espacios internacionales para hacer conocer la propuesta de Bolivia.
En el ámbito comercial, 2017 fue un año importante en cuanto a visibilizar al país en el exterior a través de los eventos que se organizaron en nuestro territorio, como la Expo Aladi, orientado a incrementar y fortalecer el comercio de los 13 países de la región. Se tuvo la participación de 578 empresas en la Macrorrueda de Negocios Multisectorial, de las cuales 183 fueron bolivianas, alcanzando 4.100 citas de negocios y concretando intenciones de negocios por 213 millones de dólares.
Este año, nuestro país presentó el Examen de Políticas Comerciales en la Organización Mundial del Comercio, escenario multilateral que sirvió para mostrar las políticas implementadas en el país en materia de comercio en inversiones en estos 10 años de la exitosa aplicación del Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo.
La Cancillería apoyó el lanzamiento del Tercer Torneo Nacional Café Presidencial Evo Morales Ayma 2017 con el objetivo de mejorar el precio de nuestro café en el mercado internacional e incentivar la producción de este grano. Se culminó con la subasta electrónica internacional de los cafés ganadores, logrando un precio histórico de 53,20 dólares la libra del café ganador, producido por Valeriano Callejas Ticona, del municipio de Villa Tunari, del trópico de Cochabamba.
Es importante destacar que este año se consolidó aún más el trabajo mancomunado con el sector privado, con el que se identificaron 448 productos con potencial exportador, para los cuales se desarrollarán estrategias y acciones de acceso y promoción comercial en el mundo el año que viene
La demanda marítima boliviana, un hecho transversal durante toda la gestión que se hizo conocer al mundo, en varios espacios multilaterales, el derecho de los bolivianos a un acceso soberano al océano Pacífico.
Además, se profundizaron las relaciones de Bolivia con el mundo y se enfatizó en la defensa de los derechos de la Madre Tierra, que ha sido y seguirá siendo fundamental para Bolivia. Recordemos que el presidente Evo Morales propuso a la ONU un decálogo para salvar a la Madre Tierra y a los pueblos indígenas de los males provocados por el capitalismo. Y en París, durante la Cumbre Climática, convocada por el presidente Emmanuel Macrón, se presentó un decálogo para frenar el calentamiento global, exigiendo a los países desarrollados el pago de la deuda climática y la creación de un Tribunal de Justicia Ambiental que sancione a quienes no cumplan sus compromisos y continúen con la destrucción de la Madre Tierra.

¿Cómo fue el desempeño de la representación nacional en las Naciones Unidas y la OEA?
Lo que debemos destacar de 2017 es que somos miembros (no permanentes) del Consejo de Seguridad. Hemos ejercido la presidencia de esta instancia durante un mes y Bolivia participó de manera activa no solamente observando, sino dando propuestas y tratando de visibilizar el interés de buscar el bienestar y de pacificar el mundo. No solamente desde una retórica sino sobre todo de una experiencia, Bolivia siempre ha emergido del diálogo sincero y esto también se ha propuesto desde el Consejo de Seguridad. Se debe destacar que Bolivia introdujo el debate de aguas transfronterizas y consiguió que se apruebe por consenso la primera resolución de acción sobre minas antipersona. Además, consolidó el análisis de otras tareas para la paz del mundo, como la situación de Palestina, Haití y la proliferación de armas químicas y nucleares, que contó con la participación de más de 60 países, al margen de los 15 miembros del Consejo. La participación de Bolivia quedará registrada en la historia no sólo del país sino de las Naciones Unidas.
Para 2018 se prevé, en el marco del Comité 1540 (no armas nucleares, químicas y biológicas) del Consejo de Seguridad de la ONU, realizar una reunión para los países de América Latina y el Caribe en La Paz. Asimismo, acogeremos en Bolivia una reunión presesional del Foro de cuestiones indígenas de las Naciones Unidas

La relación con varios países de Europa es fluida, más aún con el proyecto del corredor bioceánico, así como con Rusia, China y los países petroleros, ¿se acrecentarán más esos contactos en 2018?
En esta gestión tuvimos la oportunidad de profundizar las relaciones bilaterales con varios países, no solamente de la región, es decir de Sudamérica, sino también del continente y con el mundo porque las relaciones bilaterales tienen que mantenerse en una forma dinámica, y eso significa hacer un seguimiento permanente a través de las visitas oficiales, a través de la revisión de las agendas internacionales bilaterales, que ha sido muy favorable para Bolivia, sobre todo el compromiso grande que está llevando el país, no sólo de interés regional sino de interés mundial porque creemos en un mundo multipolar y multicéntrico.
Cabe destacar que en esto hay un megaproyecto propuesto por Bolivia con buenos resultados, que ha tenido la aceptación internacional y el apoyo de los países, que es el Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración, que ha permitido que varios países apoyen, se sumen e integren el proyecto.
Éste es un proyecto que justamente ha sido valorado a iniciativa del presidente Evo Morales, quien está llevando la propuesta a otros presidentes en las reuniones bilaterales, a través de los trabajos técnicos del Ministerio de Obras Públicas y de Relaciones Internacionales de las agendas abiertas que se han tenido. Ha sido un logro no sólo porque a través de los mecanismos de integración, como Mercosur, se ha declarado al proyecto de Corredor Ferroviario Biocéanico de interés estratégico continental, sino significa que Bolivia ha tenido un acierto en el liderazgo del presidente Evo Morales Ayma de presentar este proyecto para interés mundial en la parte económica.

¿Hay algún avance para restablecer las relaciones con Estados Unidos y proceder al intercambio de embajadores o qué se requiere para hacerlo?
Bolivia ha mantenido de manera consecuente su posición pacifista, de respeto a la soberanía de los pueblos y sus gobiernos. Bolivia siempre ha estado y estará dispuesta a sobrellevar cualquier diferencia en el marco de la diplomacia de los pueblos, exigiendo la no intromisión y el no intervencionismo en los asuntos internos de cada país bajo ningún pretexto. Bajo esas premisas, estamos dispuestos a la profundización de las relaciones bilaterales no sólo con Estados Unidos, sino con el mundo.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) podría dictar en 2018 su fallo sobre la demanda marítima boliviana y la población espera que se haga justicia, en ese sentido, ¿cuál es la expectativa del Gobierno?
Todos los bolivianos anhelamos consolidar nuestro acceso soberano al océano Pacifico, ésa es nuestra expectativa. El presidente Evo Morales, como ningún otro presidente, nos ha dado esa expectativa formalizando una demanda en la Corte Internacional de Justicia. Varias personalidades en el mundo se han sumado a nuestra causa marítima, el propio pueblo chileno en varias ocasiones ha manifestado su apoyo a los bolivianos. Esperamos que los fundamentos presentados permitan consolidar nuestro pedido de diálogo sincero para que ambos países logremos un acuerdo que reivindique nuestro derecho al mar.

Este año se obligó a Chile a retomar el diálogo fronterizo, ¿se puede pensar en reactivar el Mecanismo de Consultas Políticas Bolivia-Chile en 2018? ¿De qué depende?
Bolivia se caracteriza por ser un país de diálogo y de consenso; en ese marco y dentro la diplomacia de los pueblos, Bolivia espera siempre avanzar en los trabajos coordinados para brindar un destino mejor a nuestros pueblos.

Canciller, en esa dirección ¿cómo vislumbra la posición de Chile, dado que asumirá el presidente Sebastián Piñera?
Saludamos a Sebastián Piñera por el éxito en las elecciones, y como ya lo mencionó el presidente Evo Morales, esperamos que pese a las diferencias ideológicas ambos países trabajemos en beneficio de nuestros pueblos. 

¿Cómo se está preparando Bolivia para la etapa posterior al fallo?
Bolivia mantiene su posición respecto a las bases que fundamentan nuestra demanda marítima: Chile tiene temas pendientes con Bolivia (y) esperemos los resultados de la Corte Internacional de Justicia. Bolivia apuesta por un diálogo serio y sincero que permita a ambos países llegar a un acuerdo que restablezca el derecho histórico que tenemos de un acceso soberano al océano Pacífico.

Las visitas a los países vecinos, a nivel presidencial, se han concretado, excepto con el presidente argentino, Mauricio Macri, ¿cuándo se efectivizará dicha visita?
Toda visita oficial es definida y acordada por ambos países, en ese marco se espera articular la agenda de ambos mandatarios para definir la fecha para concretar ese compromiso.

¿Cuáles son los objetivos de la Cancillería Boliviana para 2018 y 2019, año en el cual Bolivia asumirá la presidencia de la Celac?
Existen varios compromisos ya en agenda en el ámbito de la diplomacia boliviana internacional. Durante los últimos años, Bolivia se ha vuelto referente en cuanto a la organización de eventos mundiales y 2018 no será diferente.
En el ámbito multilateral mencionamos la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas, desde abril de 2018 hasta abril de 2019, que incluirá reuniones sectoriales de los grupos de trabajo de la Unasur, así como la reunión de cancilleres y la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno. El IV Foro de Participación Ciudadana de Unasur y el II Foro de Civilizaciones Antiguas, que se realizará en mayo.
En casos bilaterales, mencionamos la realización de diversas reuniones de mecanismos de diálogo bilateral, de acuerdo con los compromisos asumidos en 2017. Entre ellas la reunión del IX Mecanismo de Consultas Políticas con la República Popular China, la VIII Comisión Mixta con la República de Corea, entre otros.
En nuestra región también se realizarán reuniones bilaterales de consultas políticas, comités de frontera, comisiones mixtas, entre otras, que refuerzan los lazos de buena vecindad. 
Bolivia realizará la II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre un Mundo Sin Muros hacia la Ciudadanía Universal, que tendrá como objetivo el seguimiento a las conclusiones planteadas en la primera versión, así como la presentación de propuestas de los pueblos y movimientos sociales del mundo de cara al Pacto Global sobre Migraciones, que el próximo año se negociará en el ámbito de las Naciones Unidas.
Nuestro país será la sede de la XVIII Conferencia Suramericana de Migraciones en 2018, en un claro reconocimiento al liderazgo del Estado Plurinacional de Bolivia en la temática y la aceptación de puntos de la Declaración de Tiquipaya, como la construcción de la ciudadanía regional y la incorporación de criterios de acogida, protección, promoción e integración de los migrantes.
Bolivia tiene una amplia agenda en asuntos internacionales, recordemos que por decisión unánime de los Estados parte, en 2019 asumirá la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, (Celac), año en el que se realizará el encuentro de la Celac con la Unión Europea (UE), en Bruselas, Bélgica. 
Recordemos también que apoyamos la presidencia pro témpore de la Celac con la realización de la IV reunión de adelanto de la mujer, en Santa Cruz de la Sierra, ya preparándonos para nuestra presidencia pro témpore en 2019.

---

Perfil

  • Nació el 29 de mayo de 1966 en La Paz, Bolivia.
  • Abogado de profesión, investigador de la cosmovisión ancestral y de la historia de los pueblos indígena originarios.
  • Entre 2006 y 2007 fue parte del equipo que realizó el diseño curricular de la Ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez, en su primera etapa, como especialista en Filosofía y Cosmovisiones ancestrales, en el Ministerio de Educación y Culturas.
  • Desde 2008 trabajó en el Ministerio de Relaciones Exteriores como Director de Ceremonias hasta septiembre de 2014. Es Ministro de Relaciones Exteriores desde el 23 de enero de 2017.