Morales superará a Paz y marcará récord en el poder

Foto: Archivo
Paz Estenssoro con la banda presidencial, flanqueado por Julio Garret, vicepresidente, y Gonzalo Sánchez de Lozada, presidente del Senado Nacional.

Fernando del Carpio Z.

El proceso de cambio, liderado por el presidente Evo Morales, cumplirá 12 años de gestión continua el 22 de enero. Inició su mandato el 22 de enero de 2006 y continúa al frente porque ganó consecutivamente tres elecciones generales.

Cuando termine su tercer período (22 de enero de 2020), Morales habrá completado 14 años en el mando y se habrá convertido en el gobernante con más tiempo en el poder de la historia, superando a Víctor Paz Estenssoro.

Los datos corresponden al historiador y expresidente Carlos Mesa, quien refiere que Paz Estenssoro gobernó 12 años y seis meses en cuatro períodos. Morales obtuvo tres victorias electorales: la primera en diciembre de 2005 con el 53,7%, la segunda en 2009 con el 64% y en 2015 con el 61%.

Para los sociólogos Adolfo Mendoza y Eduardo Paz Rada, la sumatoria de años no significa nada, lo trascendente —dijeron por separado— es su liderazgo y las transformaciones que lleva adelante, dejando atrás la República y apuntalando, desde 2010, el Estado Plurinacional.

Dos revoluciones
Paz Rada dijo que “hablaría de una gran coincidencia”, de Víctor Paz Estenssoro por haber conducido la Revolución de 1952 con el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y de Evo Morales por conducir el Proceso de Cambio al frente del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“La gran diferencia es que Paz Estenssoro traicionó a los postulados de la Revolución de 1952, en cambio Evo mantiene las banderas de octubre de 2003 y de ese proyecto de transformaciones que se han llevado adelante especialmente con la nacionalización de los hidrocarburos, la redistribución de la riqueza y la realización de la Asamblea Constituyente”, resaltó.

Otra gran diferencia que advierte Paz Rada es que con el tiempo, Paz Estenssoro se convirtió en el impulsor del neoliberalismo (en 1985 en su cuarto y último mandato) para sepultar el proceso de 1952.

Mientras que Evo mantiene su defensa a la soberanía frente al entreguismo de Paz Estenssoro, quien durante mucho tiempo estuvo negociando con la Embajada de Estados Unidos, “entregando la soberanía y dignidad boliviana, en cambio Evo demuestra una gran cualidad de enfrentar las presiones del imperialismo”. 

Revolución inédita
Juan Carlos Pinto Quintanilla, también sociólogo, habla de dos momentos importantes en la vida del país: la Revolución de 1952 y la Revolución Democrática y Cultural que encabeza el presidente Morales hace casi 12 años.

 “La del 52 cumplió su ciclo en la perspectiva de generar niveles de inclusión intermedios, generó una nueva clase dominante y puso en evidencia las condiciones coloniales que se habían mantenido para generar una supuesta esfera democrática entre quienes mandan y quienes obedecen (...) Tuvo su valor, pero no dejó de ser un gobierno de una nueva clase dominante que mantuvo los márgenes de opresión que históricamente tuvo el país”, según Pinto.

En tanto que considera que la revolución de 2006 es inédita porque generó la inclusión de la mayoría, no tanto en voto, sino en representación, participación y decisión, algo que era impensable después del 52. 

Otro logro para Pinto es la  estabilidad económica y el diseño de un proyecto de país. “Además, nunca hubo tanta democracia como ahora, del 45% al 48% hoy la participación en las elecciones no baja del 80%, un récord a escala mundial y un reflejo de que el voto vale y debe generar condiciones de transformación”, apuntó.

También destaca que se vive en una revolución sin muertos, donde de forma democrática y  pacífica se realizan las transformaciones y se generan posibilidades para los que menos tuvieron. Valora el hecho de que las mujeres nunca tuvieron tantos espacios de participación y representación como ocurre en la actualidad.

Sentido de liderazgo
“Lo que en realidad se debe ver (en estos 12 años) es el sentido de liderazgo que se construye en el proceso de cambio  a partir de la figura del presidente Evo Morales”, afirmó Mendoza, exsenador del MAS.

Para el sociólogo cochabambino, la cantidad de años de gobierno expresa un gran proceso de transición de la época Republicana hacia la construcción del Estado Plurinacional, sólo comparable a lo que sucedió en la historia boliviana y latinoamericana, entre la crisis del Estado colonial y el nacimiento de las repúblicas  independientes.

“Ese proceso de transición duró aproximadamente 70 años, y en el caso boliviano del viejo Estado republicano al nuevo Estado está más o menos entre 17 y 18 años desde la crisis del año 2000 con la Guerra del Agua, pero fundamentalmente a partir del proceso constituyente y la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado. Desde esa perspectiva, 12 años es un período terriblemente corto respecto a la construcción del nuevo Estado Plurinacional”, aseveró.

Mendoza explica que el presidente Morales encara este proceso con dos pilares principales, el primero la modificación de las relaciones entre Estado y economía a partir de la nacionalización (de los hidrocarburos), y segundo, las modificaciones de las relaciones entre Estado y sociedad civil a partir de la incorporación de la democracia participativa, comunitaria y representativa con base en la democracia cultural. En medio está la aplicación de importantes políticas sociales.

---

Evo, constructor del Estado Plurinacional

El Estado Plurinacional es un proyecto en construcción, y Juan Carlos Pinto, sociólogo y analista político, considera que “vivimos la convivencia del Estado republicano con el Estado Plurinacional”.

Mucha de la mentalidad y perspectivas siguen vigentes, se necesita más conciencia. “No es suficiente que haya más rostros morenos y plurinacionales en los espacios, sino sentido político y conciencia de lo que estamos construyendo, en muchos servidores públicos no existe, pero en otros está ese sentido político”, puntualizó.

El presidente Evo Morales —refiere Pinto— representa a la mayoría, a los indígena originario campesinos, y en esa perspectiva se ha consolidado después de tres elecciones porque la gente lo identifica con alguien que hace más de lo que dice, se lo ve en todos lados.

“El problema es que los niveles intermedios no plasman esa calidad en sus propios espacios locales, creo que es una tarea pendiente, pero asumimos que su liderazgo (de Evo) se encuentra intacto porque ha sido consecuente con la gente y representa a la mayoría en la labor de transformar el país”, subrayó.

Adolfo Mendoza considera que la construcción de liderazgos en procesos de transición tan intensos como el que vivimos es poco frecuente en la historia de los países.

“Sólo es posible explicar a partir de los cambios que se generan, a mayor profundización de los cambios mayor fortaleza en la construcción de un liderazgo histórico, eso es lo que explica la presencia y figura de Evo Morales”, que lleva adelante la construcción del Estado Plurinacional, señaló.

---

Cerca de la gente y sin desgaste

Después de 12 años de mandato, el presidente Evo Morales mantiene los niveles de popularidad, el consabido ‘desgaste’ no parece hacer mella en su figura. 

“No ha perdido contacto con la base social, no ha descansado un momento en estar cerca de la gente, debe ser el Presidente que ha recorrido mayor cantidad de kilómetros para estar en el último rincón del país”, reconoce Eduardo Paz Rada.

Refiere que Morales debe ser el hombre que conoce mucho más Bolivia y valora la sinceridad en las tareas que cumple, así como en el hecho de ser consecuente con el programa y la agenda de 2003, y llevar adelante reformas y transformaciones importantes que por supuesto en algún momento tienen un desgaste, a veces un retroceso.

“Pero creo que las líneas centrales están marcadas y él es consciente de ello a pesar de las presiones internas y externas para que retroceda. Yo creo que su temple y su capacidad articuladora con los movimientos populares ha sido clave”, añadió.

---

Contexto

  • Evo Morales asumió por primera vez la presidencia de la República el 22 de enero de 2006.
  • La Constitución Política del Estado, promulgada el 7 de febrero de 2009, declara a Bolivia como Estado Plurinacional.
  • En el marco de esa disposición, el Gobierno aprueba, el 20 de enero de 2010, un decreto que declara el 22 de enero feriado nacional por la fundación del Estado Plurinacional.
  • Bolivia aún conmemora el 6 de agosto por ser el aniversario de su fundación, en 1825.
  • Después de su habilitación, el presidente Morales confirmó que se postulará en las elecciones de 2019 para el período 2020-2025.
  • En 2025, Bolivia celebrará su Bicentenario y con ese motivo el Gobierno ejecuta la Agenda Patriótica 2025, que consta de 13 pilares.
  • Entre los principales pilares de la Agenda 2025 están la erradicación de la pobreza, la universalización de los servicios básicos, la soberanía alimentaria, entre otros.