¿Qué quieren los médicos huelguistas?

Luego de más de 40 días de huelga indefinida de los médicos en Bolivia, muchos nos preguntamos qué es lo que buscan con esta medida, por cuanto el pedido era la derogación del art. 205 del nuevo Código del Sistema Penal, aspecto que ya ha sido solicitado por el Presidente del Estado Plurinacional a la Asamblea, y prácticamente es un hecho.

Sin embargo, la medida continúa a pesar de compromisos firmados reiteradamente por sus dirigentes, quienes en más de una ocasión retrocedieron en sus afirmaciones.

La actitud de los dirigentes fue calificada por diversas autoridades de obedecer a móviles políticos de oposición, que lo único que pretenden es desestabilizar al Gobierno.

Las marchas continúan en varios departamentos del país, y a pesar de haber logrado lo solicitado persisten, las protestas, que incluyen huelgas de hambre a pesar del clamor de la población de superar el conflicto.

Independientemente de los pedidos, el conflicto sacó a relucir las deficiencias de la salud en Bolivia, en un sistema que beneficia económicamente a determinados grupos y deja en indefensión a otros ante la falta de una norma que los proteja.

Lo cierto es que cada día aumentan los reclamos de los médicos mientras es la población de menos recursos la más afectada. Incluso se han perdido vidas en un conflicto cuyos propósitos no resultan claros.

Precisamente a esa norma se opusieron tenazmente los médicos, que no dieron lugar a ninguna negociación al respecto.

Sin embargo, también varios sectores pidieron que se generen espacios dirigidos a mejorar el sistema de salud en Bolivia.

A pesar de las posiciones, seguramente las bolivianas y bolivianos coincidimos en la importancia de generar un sistema de salud gratuito, que permita un acceso equitativo a este derecho humano inalienable.