“Trepamos como monos para las panorámicas”

Martín Alípaz, solitario en la ruta del Dakar en Bolivia. Él ‘correrá’ su propio rally con su máquina.
Archivo Alípaz

La Paz / Reynaldo Gutiérrez

Martín Alípaz es reportero gráfico de EFE. Sigue el Dakar desde que entra a Bolivia hasta que sale. Éste será su quinto rally y está bien preparado.

—¿Cuántos Dakar ya cubrió?
—Desde que el Dakar ingresó a Bolivia no falté a uno. Este año será mi quinto.
—¿Qué experiencias ha vivido?
—Muchas y lindas. Tienes que estar preparado y listo para cubrir desde la llegada hasta la salida del Dakar en Bolivia. No sabes qué va a ocurrir al día siguiente de la competencia, aunque noche antes hacemos con otros compañeros el plan de trabajo, contratamos una movilidad y vamos por la posible ruta por dónde va a pasar el Dakar en busca del lugar adecuado para sacar buenas fotos, donde se muestre acción, adrenalina, fuerza, ronceo; eso depende de cada fotógrafo, y ahí pernoctamos hasta que pasen las máquinas; a veces fallamos porque igual que los pilotos no sabemos por dónde se va a correr.
Al día siguiente es lo mismo hasta que el Dakar se va de Bolivia.
—¿Hay un duelo aparte entre colegas?
— Es bonito movernos en grupo, ahí demuestras la capacidad que tienes y cuando algo te sale mal, como excusa dices: “me perdí esta foto y eso que estaba con él en el mismo lugar”.
Es una disputa bien limpia y sana, nadie se enoja; ahí se ve la calidad de tu trabajo.
—¿Qué anécdotas recuerda?
—En 2014, cuando ingresó el Dakar a Bolivia tuvimos problemas con las acreditaciones para movilizarnos. Salimos temprano y en medio camino unos policías nos detuvieron en cierto lugar porque no teníamos la autorización correspondiente, pero seguimos a FOX y llegamos hasta donde se acomodaron.
Otra anécdota es tener que caminar kilómetros cargando más de 20 kilos, entre tu material de trabajo, transmisores, baterías, laptop, comida, y otras cosas que utilizas. Es otra aventura.
En 2015, en un lugar esperamos el paso del ‘Lobo’ Nosiglia, era un día soleado y estábamos en medio de la nada, pero comenzó a llover y tuvimos que proteger con nuestra ropa la cámara para que no se dañe porque estaban las fotos, nos mojamos y caminamos como ocho kilómetros con la ropa mojada hasta llegar a nuestro destino, pero lo importante era que teníamos las fotos.
—¿Hay secreto para sacar la mejor foto?
—No. Cada uno sabe cuándo y cómo tomar la fotografía, encuentras tu mejor perfil y punto.
—¿Alguna vez se subió a un árbol o edificio para tener una foto espectacular?
—En el campo traviesa hacemos todo tipo de cosas para encontrar el mejor perfil. Una vez en la salida de Uyuni a Argentina con un colega nos fuimos a 10 kilómetros de la partida, encontramos un casa abandonada y desecha, era un pueblito fantasma, nos trepamos como monos para subirnos y tener una panorámica de lo que era alrededor, el salar y otros elementos que le da otro brillo a la fotografía.
—¿Sufrió algún accidente?
—Una vez por aproximarme mucho al camino para ver un ronceo, el momento de la acción el coche disparó piedritas, me llegaron y me lastimaron.
—¿Cómo espera el nuevo Dakar?
—Desde el 11 nos cargamos la mochila para hacer nuestro Dakar, con muchas ganas y profesionalismo. Ya está diseñado el plan de trabajo y el reto será sacar una buena foto con el fondo del lago Titicaca y mostrarle al mundo.

--

Dato

Martín Santiago Alípaz Aliaga, fotógrafo paceño de 52 años. Ejerce la función desde 1994. Hoy es parte de la agencia de noticias española EFE.