Espectacular recepción al Dakar 2018

El piloto Daniel Nosiglia saluda a la gente, ayer en la rampa. Al fondo las autoridades del Gobierno.
Foto: Jorge Mamani

La Paz / Cambio

Desde que la prueba ingresó a territorio nacional por Desaguadero, zona fronteriza con Perú, miles de bolivianos se apostaron a lo largo de la ruta para aplaudir y vibrar con el paso de los competidores que atravesó las poblaciones de Guaqui, Calamarca, la urbe alteña, y bajaron por la autopista hasta llegar a la plaza del estadio Hernando Siles, de ahí siguieron hasta el campamento en el Colegio Militar de Irpavi.

Desde muy temprano, la gente se movilizó en el trayecto por donde pasó la prueba de 313 kilómetros de recorrido para encontrar el mejor lugar y observar el espectáculo que ofrecieron los corredores de las 51 nacionalidades.

El frío y la lluvia amedrentaron a los espectadores, los que sin embargo con atuendos de diferentes tipos aguantaron las inclemencias del temporal para no perderse nada de la fiesta deportiva ‘tuerca’.

El epicentro de la bienvenida y saludo a los pilotos fue Miraflores, donde se armaron la rampa y un palco para autoridades.

El encargado de recibir a los deportistas fue el presidente Evo Morales, acompañado del vicepresidente Álvaro García Linera y autoridades de Estado, quienes expresaron su satisfacción por el cariño y la hospitalidad que volvió a demostrar Bolivia a los ilustres visitantes.

Los más aplaudidos y coreados por el público fueron los pilotos nacionales que siguen en la competencia, como Daniel Nosiglia, Wálter Nosiglia, Juan Carlos Salvatierra, Marco Bulacia, Suany y Leonardo Martínez, Hernán Paredes, Rilver Vásquez y Luciano Pérez.

ASOMBRADOS Y AGRADECIDOS

Los pilotos extranjeros que llegaron hasta la sede de gobierno quedaron impresionados con el callejón humano que se extendió en todo el tramo de la sexta etapa en el lado boliviano.

En el paso por la rampa en la plaza del estadio, éstos dejaron sus máquinas para estrechar la mano del presidente Evo, a quien le reconocieron por la cálida recepción de la gente boliviana, que fue calificada como una energía extra e importante para seguir en competencia.

El Ministerio de Culturas y Turismo entregó a los pilotos una guirnalda de flores, otra de hojas de coca y billetes de Alasitas para promocionar la tradicional festividad cultural. Ofrecieron los presentes modelos vestidas con atuendos tradicionales de las varias regiones del país, quienes le dieron un toque de belleza.

La fiesta se completó con el desfile de la diversidad folklórica del país. Llovió después de mediodía, pero luego sólo cayó una llovizna. La gente no se movió de donde estaba apostada.

EVO FELICITA Y DA ALIENTO

El presidente Evo Morales llegó temprano a la población de San Andrés Machaca para animar a los pilotos que compiten en el internacional Rally Dakar, les deseó éxito y alentó a los bolivianos para seguir adelante.

“Estamos muy contentos, venimos a acompañar a tantos corredores que vienen de los cinco continentes. Casualmente tuve un encuentro con Wálter Nosiglia en la partida, y estuvimos animando a los corredores, a todos los que compiten en el Dakar 2018”, dijo.

Después del ingreso de la competencia a Bolivia, saludó a los competidores. “Desear mucho éxito, nuestras felicitaciones y mucha fuerza”, dijo.

En la rampa de bienvenida ubicada en la plaza del estadio, Evo Morales recibió a cada uno de los corredores participantes con un fuerte abrazo.

Los competidores le expresaron al Jefe del Estado su compromiso de volver a competir en el próximo Dakar que pase por Bolivia, gracias al cariño y la hospitalidad que demuestra el pueblo boliviano.

El competidor argentino Martín Sarquiz dijo: “Nunca había visto tanta gente recibiendo el Dakar, es algo maravilloso que nos deja alegres y entusiasmados para seguir adelante. Si el próximo año el Dakar pasa por Bolivia, seguro que estaré”.

Después de seis extenuantes jornadas, los pilotos tendrán una jornada de descanso hoy, y en la noche Morales ofrecerá una cena para los participantes.

DANIEL NOSIGLIA VUELVE A SORPRENDER

Daniel Nosiglia volvió a sorprender. Ayer fue el mejor piloto boliviano de la sexta etapa del Rally Dakar, que se corrió entre Arequipa y La Paz, sobre 313 kilómetros de recorrido. El motociclista finalizó en la séptima posición con un tiempo de 1h56’23”, a 2’30” del ganador, el francés Antoine Meo.

En tanto, en cuadriciclos, Wálter Nosiglia cumplió una buena actuación al pasar la meta en la posición 11, y en autos Marco Bulacia finalizó la etapa en el puesto 32.

DANIEL APRETÓ FUERTE

Daniel Nosiglia realizó una de sus mejores actuaciones. Mejoró la octava colocación de la primera etapa y en la clasificación general se mantiene en la casilla 14 con un acumulado de 17h22’02”, a 48’42” del líder de la categoría, que es el argentino Kevin Benavides.

Juan Carlos Salvatierra mantuvo regularidad. En la etapa concluyó en el puesto 32 y eso le permitió conservar la casilla 27 en la general con un tiempo total de 18h49’08”. ‘Chavo’ cuida la máquina y la velocidad.

WÁLTER SUBE Y SUBE

El ‘Lobo del desierto’, pese a correr resfriado y con una fuerte fiebre, apretó a fondo el acelerador e ingresó a la meta en el puesto 11, que le valió escalar en la clasificación general de cuadriciclos (del puesto 13 al 12) con un tiempo acumulado de 24h43’59”.

Más atrás terminaron los pilotos Hernán Paredes, en la casilla 26, Leonardo y Suany Martínez, en las posiciones 31 y 32, respectivamente.
Hoy es jornada de descanso.

MARCO BULACIA NO DEJA DE ACELERAR

Marco Bulacia, en autos, no deja de acelerar. Ayer corrió a buen ritmo e ingresó a la meta de la sexta etapa en el puesto 23 con un tiempo de 3h32’20”.

En la clasificación general conservó la casilla 17 con un acumulado de 22h21’01”, a 5h55’59” del puntero, el francés Stéphane Peterhansel.
Bulacia dijo que fue una etapa dura, “hemos hecho un buen aguante en toda la ruta a pesar de la lluvia y el frío, por eso estamos contentos”.

Contó que correr en las dunas peruanas fue un desafío que superó con buena navegación.

El corredor Rilver Vásquez, pese a confrontar problemas en su máquina, no se rinde y sigue en la lucha por terminar el Dakar. Ayer finalizó en el puesto 52 y en la general marcha 51 con un tiempo de 187h08’07”. Espera mejorar su posición.