Pilotos del Dakar llegan a Uyuni y estalla una fiesta al son de música autóctona

Daniel Nosiglia durante su llegada a Uyuni.
Foto: Ministerio de Cultura

(ABI/Cambio Digital)

Los corredores del Ralla Dakar llegan al municipio de Uyuni y en el palco oficial ubicado en esa capital del mismo nombre los aguarda una colorida y bullanguera fiesta cultural amenizada por grupos de danzas y melodías autóctonas típicas del departamento de Potosí, ubicado en el suroeste de Bolivia.

El primer piloto que llegó a esta región fue el motociclista australiano Toby Price, quien recibió aplausos, vítores y guirnaldas de miles de fanáticos del automovilismo y las autoridades locales.

El festejo cultural en la ciudad de Uyuni que está a su espera cuenta con siete grupos autóctonos llegados de diferentes comunidades y que están ataviados con sus mejores y más coloridos trajes típicos.

 Las agrupaciones están lideradas por una delegación del pueblo de Coroma que trajo su baile tradicional de carnaval, que cuenta con 25 hombres y mujeres ataviados con trajes y polleras de corte andino negros elaborados con lana de llamas y alpacas.

 "Nosotros en nuestra región tocamos la flauta andina, que es un poco larga, y las mujeres bailan con sus banderas blancas", dijo el curaca Mayor de Coroma, Virgilio Mendieta.

Un poco más atrás, una agrupación de la localidad de San Pedro de Quemes, liderada por Edgar Gonzales, presenta una danza que se dedica a la Pachamama para que haya una buena siembre y cosecha de quinua.

"Estamos acá al ritmo de taquirari en otro género más lento. Usamos la quena y la anata", manifestó Gonzales.

Los bailarines de la agrupación están vestidos con llamativos ponchos y pantalones  café y blanco elaborados con lana de llama y sus acompañantes mujeres portan trajes largos parecidos a túnicas. Los zapatos de todos ellos son de cuero de llama.

Un poco más allá está ubicado un conjunto de 20 comunarios del pueblo minero de Porco que se presenta con su baile de carnaval, que se baila al son de la flauta andina y tamborines de las que surge tonadas alegres.

Los varones y las mujeres llevan trajes hechas con lanas de oveja y kepis de aguayo, una forma de mochila andina, que contienen plantas de maíz denominadas paqoma.

 "Esto es de nuestras costumbres que tenemos desde la época de los españoles y tata abuelos", dijo la autoridad originaria de Porco, Silvestre Choque.

El municipio de Uyuni está también sumido en la fiesta con la agrupación autóctona "Punto aparte" que está conformada por integrantes que visten ponchos y polleras café que bailan al ritmo de sicuris y tamboritas.

 La "Predilecta comparsa uyunense" es parte del festejo con hombres vestidos con camisas y pantalones de lana de llama y mujeres vestidas con polleras de color celeste y que portan ramas verdes, una planta típica regional, que bailan al ritmo al ritmo de huayños.