Letras bolivianas promocionadas

Jackeline Rojas Heredia
Los escritores Homero Carvalho Oliva y Adolfo Cáceres Romero

Editar una antología no sólo requiere del afecto que el editor pueda sentir por obras de su preferencia, es más la voluntad incondicional para difundirlas.

Antología de la poesía amazónica de Bolivia, compilada por el escritor beniano Homero Carvalho Oliva, ha sido reeditada e impresa en Cuba y se presentará en los siguientes días en el marco de la Feria Internacional del Libro en La Habana. Carvalho representa a Bolivia en ese encuentro y participará también en el festival de poesía en ese país. El escritor ya ha compilado alrededor de 10 libros y sus obras forman parte de un número mayor de antologías internacionales.

¿Cómo se siente Homero Carvalho Oliva a pocos días de participar en la Feria Internacional del Libro en La Habana, Cuba, país en el que además se hizo una reedición de la Antología de la Poesía Amazónica de Bolivia Los Tres Cielos?
Creo que para cualquier escritor es un honor ser invitado a la FIL de La Habana, una de las más importantes del mundo, con mayor razón si además presentarán un libro mío publicado por una importante editorial cubana.

Como antologador, ¿qué se debe valorar a la hora de seleccionar las obras?
Sin duda alguna la calidad literaria del texto seleccionado, cualquiera sea el motivo o parámetro de la antología, que puede ser temático, geográfico, generacional o temporal. 

La escritura que revela la belleza del oriente y la exuberancia de la selva beniana era más desconocida de lo que es hoy en día. Hoy podemos apreciar más obras, no sólo poemas, cuentos, leyendas, también otros escritos en idiomas originarios. ¿A qué se debe este despertar literario amazónico?

Así es, la obra de muchos escritores amazónicos era y es desconocida aún en Bolivia. En las antologías nacionales de cuento o poesía su presencia era muy escasa y esto era injusto porque tenemos extraordinarios poetas y narradores. Hace muchos años se están rescatando las tradiciones orales de los pueblos indígenas para dejar un testimonio de su rica mitología, costumbres y leyendas.

¿Se escribe más o se comparte más? 
Ambas cosas. Desde la recuperación de la democracia se ha incrementado el número de escritores publicados y esto tiene que ver con la presencia de editoriales nacionales y con las ferias del libro que se han vuelto fenómenos culturales. Asimismo, la tecnología nos brinda la oportunidad de compartir masivamente nuestros textos, posibilitando tanto la difusión como el intercambio. Las nuevas generaciones de escritores están usando las redes sociales de manera eficiente, beneficiándose con los contactos, y por eso estamos publicando más en el extranjero, tal como lo expliqué en un artículo acerca de los escritores bolivianos publicados en el exterior. 

Las antologías, a mi modo de ver, son llamadas invitaciones para conocer y profundizar a un determinado autor o a muchos, especie de catálogos de la palabra escrita. ¿Coincide con esta idea?

Usted tiene razón, las antologías son una provocación y una referencia. Provocan al lector para que, si le gustó determinado autor o autora, busque sus obras, y se constituyen en una referencia de lo que se ha escrito o se está escribiendo, por eso las antologías son dinámicas, cambian constantemente, excepto por los escritores que alcanzan el título de clásicos o canónicos. Ellos son los únicos que siempre estarán en las antologías. Según Adolfo Cáceres Romero, escritor e historiador de nuestra literatura, soy el escritor boliviano que ha compilado más antologías, 10 hasta la fecha.

¿Cuál debería o es el objetivo básico de un antologador?
Realizar la selección con criterio literario, alejado de mezquindades, para difundir lo mejor de cada escritor o escritora incluidos en la antología.

En cuanto a la respuesta del público lector, ¿qué clase de feedback han recibido sus antologías?
Creo que he tenido muy buena aceptación, las antologías que he publicado se han convertido en textos de consulta en varias universidades nacionales y extranjeras. En Cuba, el poeta Alex Pausides leyó la antología de la poesía amazónica y le gustó porque era otra visión de lo que se conoce de Bolivia. Luego presentó el proyecto de su reedición y fue aprobado. En mi caso, pretendo difundir nuestra literatura y hacer conocer a nuestros autores. Ahora bien, en toda antología siempre quedarán poetas o narradores al margen.

¿Cuál de las mencionadas le ha generado respuestas o anécdotas que viven en su recuerdo? 
Cuentos a la sombra del viejo tajibo. Antología de cuentos infantiles, que aún se sigue leyendo en algunas escuelas.
-El dinosaurio, antología del microcuento, Editorial El País, Bolivia, 2010; es una edición de lujo para coleccionistas. Ya está agotada.
-Lo nuestro, 200 años de poesía cruceña, antología, La Mancha, Bolivia, 2010, y 200 años de cuento cruceño, fueron publicadas para el bicentenario de Santa Cruz. Rescato a autores ya olvidados con otros que están escribiendo hoy en día.
-Antología de la poesía amazónica, Editorial 3600, Bolivia, 2013; según Ramón Rocha Monroy muestra y da identidad a poetas que viven y escriben en esta región del país.
-La poética de las aguas, poetas benianos. Bolivia, 2014; es una muestra de poetas de Beni. Obsequié toda la edición a la Casa de la Cultura de Beni.
-Antología Bolivia, que reúne a 55 autores nacionales y del mundo con textos sobre el país. Bolivia, Editorial 3600, 2014; esta antología me gusta mucho porque disfruté realizando la investigación, consultando libros, la web, preguntando a amigos. 
-Antología de la poesía boliviana del siglo XX, Editorial Visor, España, 2015; la crítica la considera la más importante boliviana publicada en el exterior. Un semanario cultural paceño afirmó que gracias a ésta, el país ingresó al parnaso de la literatura universal y ha sido muy comentada en Argentina y en España, entre otros países. Antología iberoamericana de microcuento, Editorial Torre de Papel, 2017; ésta es la más exitosa, pues reuní a 87 de los mejores microcuentistas y ha sido muy comentada en varios países. 
-Cuentos extraordinarios de Bolivia, en coautoría con Adolfo Cáceres Romero, Editorial 3600, 2017; se trata de un proyecto de Adolfo que yo ayudé a hacerlo realidad.
-Poetas bolivianos contemporáneos, España, 2018. (En imprenta) ya firmé contrato con una de las importantes editoriales españolas y saldrá este año. Habrá sorpresas: rescato poetas y reúno a consagrados con jóvenes. 
Me agradaría que todos tengan libros a la mano.(JRH)