Charaña dejó documentos útiles para la demanda

Pinochet abraza a Banzer en Charaña, el 8 de febrero de 1975, donde firmaron una declaración.

Fernando del Carpio Z.

Han transcurrido 43 años del denominado Abrazo de Charaña, donde los presidentes Hugo Banzer, de Bolivia, y Augusto Pinochet, de Chile, acordaron buscar soluciones “a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia”.  

El encuentro se efectuó en esa población fronteriza el 5 de febrero de 1975, y aunque algunas versiones refieren que la negociación fue una artimaña de Pinochet ante la amenaza armamentista de Perú, el excanciller Javier Murillo considera que “fue la negociación más importante en el siglo 20” y documento sustancial de la demanda presentada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Sin embargo, admite que “a fines de 1977, Chile ya no tenía interés de seguir en el proceso porque se habían despejado sus temores en relación con las amenazas que hacia Perú de recuperar las provincias cautivas mediante una acción bélica”. 

Murillo refiere que el vecino país buscó el pretexto de que Perú había obstruido el camino, lo que en parte es cierto porque el país peruano puso condiciones muy difíciles de cumplir para dar su consentimiento en virtud del Protocolo de 1929, por lo que “se entró en un círculo vicioso que finalmente hizo fracasar el proceso”.

Para el economista e historiador en diplomacia Andrés Guzmán Escobari, uno de los elementos que está en cuestión en este momento en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es la buena fe con la que Chile ha negociado con Bolivia a lo largo de la historia. 

Explicó que si se analiza lo que pasó en la negociación  de Charaña, “encontramos que Chile tenía otros intereses y que se comprometió con Bolivia no  porque realmente quería resolver el problema y darle a Bolivia una salida al mar, eran los intereses estratégicos de Chile, que en ese momento se vio acorralado en una situación complicada con Argentina y con Perú, y por eso decide acercarse a Bolivia”. 

Para Guzmán, eso denota que no hubo ni se negoció de buena fe, y el rechazo de Chile a la contrapropuesta de Perú nos demuestra que no hubo buena fe “porque si le consulta a Perú y luego no quiso considerar la respuesta, no se puede decir que hubo buena fe, lo que marca la paralización y el estancamiento de las negociaciones”. 

El general en retiro e historiador Luis Alcázar Chávez considera que  Charaña es una de las negociaciones más importantes, pero Chile una vez más aplica “su clásica estrategia de dilación y evasión de la solución del problema”.

Documentos sólidos
Para el excanciller Murillo,  los documentos intercambiados en agosto y diciembre de 1975, que generaron el marco en el cual se produjo la negociación de esa época, “se han constituido hoy por hoy en el documento más sólido como antecedente entre los que Bolivia  ha presentado en su demanda ante la CIJ porque existe una propuesta que hace Bolivia para la transferencia de un territorio y una respuesta que da Chile en sentido afirmativo (...) Prueba de que en el pasado Chile asumió compromisos formales para resolver nuestro enclaustramiento”. 

Guzmán dijo que Bolivia llevó dos documentos a la Corte: el acta presidencial del 8 de febrero de 1975, en el cual ambos se comprometen a buscar fórmulas de solución a los asuntos que confrontan, como la mediterraneidad que afecta a Bolivia.

“Firmado por los presidentes (Banzer y Pinochet) es un compromiso incuestionable que está por escrito, refuerza el planteamiento de Bolivia de que Chile se ha comprometido muchas veces a resolver este problema, y los más claros ejemplos de este compromiso se dan en esta acta”, dijo. 

Guzmán, que escribió Un mar de promesas incumplidas, señala que el otro documento trascendental es del 19 de diciembre de 1975, una nota de respuesta del canciller chileno el almirante Patricio Carvajal y al embajador boliviano Guillermo Gutiérrez Vea Murguía, en el que Chile acepta considerar la cesión de un corredor al norte de Arica a Bolivia y se habla de una costa marítima soberana.

“Ahí está expresada la voluntad de Chile. Si bien se exige un canje territorial, también está implícito el hecho de que Chile consideraba esta cesión territorial como una forma de resolver el problema, y aclara que será una solución definitiva. (En la demanda) se plantea que Chile cumpla con lo que ha reconocido”, aseveró.

61 soluciones 
A poco de haber firmado bajo presión el Tratado de Paz y Amistad entre Bolivia y Chile, el 20 de octubre de 1904, y hasta 2007, han surgido 61 soluciones posibles al problema de una salida al mar para Bolivia, según el general Alcázar. 

El 20 de octubre de 1883, Chile y Perú firman el Tratado de Ancón, que incluye el artículo denominado de la llave y del candado, y es un obstáculo para la solución, establece que Perú  no aceptará que Chile ceda territorio que fue de su soberanía a cualquier país y que lamentaría reclamar al país que lo detenga. 

Por esa razón, el Gral. Alcázar plantea que Chile ceda territorio al sur de Iquique sin fracturar la continuidad de su territorio, “que nos cedan y al medio construir un puente para que bajo el puente continúe el territorio chileno. La propuesta que hago cumple las exigencias de los tres países y creo que sería una solución enmarcada en la realidad”. Algún momento, luego del fallo de la CIJ, se tendrán que considerar opciones para resolver la demanda marítima boliviana.  

Chile-Perú
La CIJ se informó de las tratativas de Charaña en los alegatos que Chile presentó en el proceso contra Perú por los límites marítimos que se ventiló en esa instancia entre 2008 y 2014. 

En el fallo de la CIJ se incluyó en el inciso G el título ‘Negociaciones con Bolivia (1975-1976), donde se indica que se llevaron a cabo negociaciones “relativas a un propuesto canje de territorio que otorgaría a Bolivia ‘un corredor hacia el mar’ y una zona marítima adyacente.

En el expediente está incluida la propuesta hecha por Chile a Bolivia en diciembre de 1975 y la respuesta de Perú de enero de 1976.

---

Datos

» El 24 de abril de 2013, Bolivia presentó la demanda en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
» El 24 de septiembre de 2015, la CIJ rechazó la objeción chilena y se declaró competente.
» Las audiencias orales se efectuarán del 19 al 28 de marzo de 2018 en La Haya. 

---

Argumento sobre el canje no tiene sustento

Chile enfatizará en los alegatos orales, en la Corte de La Haya del 19 al 28 de marzo, sobre el Acuerdo de Charaña y el corredor con soberanía,  propuesta que fracasó “por el rechazo boliviano de compensar a Chile con un canje territorial”, según el periodista chileno Francisco Artaza.

El general en retiro Luis Alcázar Chávez, autor de 250 agresiones de Chile a Bolivia por la cuestión marítima, manifiesta que esa posición está alejada de la verdad porque a Chile no le agradó la respuesta peruana de establecer una administración tripartita en el puerto de Arica.

“No les gustó porque la idea (del régimen de Pinochet) era solucionar el problema de Bolivia y no de Perú, entonces inmediatamente rechazaron esa posibilidad y la negociación entró en un período de enfriamiento y posterior ruptura”, añadió.

---

Pinochet se acercó a bolivia porque temía ataque de Perú

En 1974, el dictador chileno Augusto Pinochet le ofreció a Hugo Banzer un corredor hacia el océano Pacífico porque estaba convencido de que Perú, gobernado por el izquierdista general Juan Velasco Alvarado, iba a atacar a Chile.

Con esa iniciativa y el apoyo de EEUU, Pinochet alentaba la neutralidad de Bolivia, y el periodista boliviano Guido Roberto Peredo Montaño considera que “en ese contexto llegó el abrazo de Charaña”. 

Documentos desclasificados de la CIA y del Departamento de Estado, que cita Peredo en su artículo “Pinochet temía un ataque del Perú a Chile, por eso ofreció un corredor a Bolivia”, dan cuenta de esa situación. 

Además, a Pinochet también le preocupaba la situación del Canal de Beagle, que estaba en disputa con Argentina. Con la firma del Acta de Montevideo, el 8 de enero de 1979, ambos países acordaron aceptar la mediación papal (de Juan Pablo II) y volver al statu quo de 1977, evitando el uso de la fuerza y las medidas unilaterales. 

Años después, el 29 de noviembre de 1984, los cancilleres de Argentina Dante Caputo y de Chile Jaime del Valle firmaron el Tratado de Paz y Amistad, que estableció definitivamente los límites entre ambas naciones, desde el Canal de Beagle hasta el Cabo de Hornos.

---

Acuerdo de Charaña

  • El 8 de febrero de 1975, Banzer y Pinochet  firman una declaración conjunta que incluía una solución a la mediterraneidad de Bolivia. También el intercambio de embajadores.
  • El 19 de diciembre de 1975, Chile propuso la cesión de una costa marítima soberana sobre la línea de la Concordia y el límite norte de Arica.
  • Además, planteó compensación territorial, el aprovechamiento total de las aguas del río Lauca y que el territorio cedido por Chile se declare zona desmilitarizada.
  • El 5 de enero de 1976, Bolivia contestó que lo propuesto “constituye una base global aceptable de negociación”.
  • Chile hizo la consulta a Perú, la franja territorial que daría a Bolivia estaba en territorio que fue peruano.
  •  El 19 de noviembre de 1976, Perú respondió a Chile, planteó una administración portuaria trinacional en el puerto de Arica.
  • Chile rechazó de plano la propuesta peruana sin siquiera considerarla, con lo que quedó sepultada la aspiración boliviana.
  •  El 17 de marzo de 1978, ante el fracaso de la negociación, el gobierno de Banzer decidió la ruptura de las relaciones diplomáticas con Chile.