La justicia debe sentar un precedente para frenar la violencia

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

La justicia debe sentar un precedente para frenar la violencia

Un hecho vergonzoso pasó en Sacaba después del partido entre Aurora y The Strongest, el domingo 28 de enero. Un grupo de supuestos hinchas del local obligó a dos muchachas a sacarse las casacas del Tigre y las dejó semidesnudas. Incluso uno de ellos sustrajo algo de sus pertenencias. Y para colmo otro filmó con su celular lo que sucedía y lo subió después al Facebook.
Barbarie. Indignante. Cobardía al extremo. Las dos víctimas, temerosas e indefensas, se vieron forzadas a hacer lo que les pedían sus agresores porque nadie las ayudaba ni auxiliaba. Está por demás decir que pasaron vergüenza y humillación ante el abuso de gente que no tiene escrúpulos.
Esta clase de actitudes de algunos supuestos hinchas del fútbol es inaceptable, y el hecho no debe pasar desapercibido. No es una travesura de jovenzuelos, es una agresión cobarde, y ahí están las pruebas. El video que los mismos agresores hicieron público —como si fuese un 'trofeo'— a través de las redes sociales es un documento fehaciente para que actúe la justicia.
Hizo bien el Ministerio Público en tomar cartas sobre el asunto. Inició una investigación; e hizo bien también el Gobierno, a través de dos viceministerios, en plantear una denuncia penal por asociación delictuosa, discriminación, robo agravado y abuso sexual contra los presuntos hinchas de Aurora.
Si este proceso sigue su curso en las próximas horas y días, nos vamos a encontrar con quienes cometieron el delito, y será pertinente que sean juzgados, y caiga sobre ellos el castigo que corresponde.
Este tipo de actos tiene que tener sanción, se tiene que sentar un drástico precedente. Si es así, no se volverá a repetir, y si se repite, los transgresores de la ley se atendrán a las consecuencias.
El fútbol es sano todavía en el país. Así que es bueno cortar de raíz esta violencia.