Uso de tarjetas de débito se duplica en siete años

Infografía: Juancarlos Capriles

 

Willy Chipana Mamani / Cambio
Entre 2011 y 2017 el número de tarjetas de débito del sistema financiero pasó de 2.102.195 a 4.155.675, lo que representa un aumento del 98%, mientras que las de crédito pasaron de 89.247 a 150.283, que significan un incremento del 68%.

Los datos se desprenden de la web de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). La suma de ambos tipos de tarjetas correspondiente a 2011 alcanza a 2.191.442, y en 2017 son 4.305.958. 

La población estimada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hasta ayer fue de 11.246.400, lo que quiere decir que uno de cada tres habitantes cuenta con una tarjeta de débito.  

El analista económico Abraham Pérez señaló que el resultado se debe a la política monetaria aplicada por el Estado, que fue acompañada por el sistema financiero, lo cual se reflejó en la estabilidad financiera.

Agregó que los servidores públicos de manera obligatoria tuvieron que abrir una cuenta bancaria para que se les depositen sus sueldos, lo que les permitió acceder a una tarjeta de débito. Esto causó que la población se integre a la nueva tecnología y realice viajes o gastos sin llevar dinero en efectivo, porque puede realizar el pago con el uso de los nuevos instrumentos bancarios.

“En Bolivia todavía estamos bancarizados en menor cuantía respecto al Perú o Argentina, pero ese aspecto está en ascenso. Los resultados logrados hasta ahora son gracias a la estabilidad financiera”, expresó.
 
PARA REALIZAR COMPRAS
El representante de la Central Obrera Bolivia (COB) Nicanor Baltazar manifestó que las tarjetas de débito se usan con preferencia en las ciudades que en el área rural, como un medio de ahorro. Explicó que una persona que requiere dinero para realizar una compra, ahora puede retirar el monto que necesite de un cajero automático de forma segura. 

“Nadie puede negar que esto se debe a la estabilidad económica que ha sido trabajada por el Gobierno, que valorizó la moneda nacional de tal manera que la gente ahora tiene confianza en la moneda nacional”, dijo.