El 21-F no melló el liderazgo de Evo y la oposición sigue dividida

El pueblo boliviano acudió a las urnas para participar en el referendo constitucional del 21 de febrero de 2016.

Fernando del Carpio Z.

A pocos días de cumplirse dos años del referéndum constitucional del 21 de febrero de 2016, cuando se impuso el No por un estrecho margen al Sí, los analistas políticos Marcelo Silva y Eduardo Paz Rada consideran que el liderazgo del presidente Evo Morales se mantiene inalterable y que la oposición continúa dividida y no comienza a cohesionarse. Sin embargo, para Helena Argirakis hay un intento de fractura o de generar un corte del proceso que vive el país desde el 22 de enero de 2006.

“La oposición no ha avanzado más de lo que pudo lograr el 21-F, lo muestran las encuestas que sacan algunos medios incluso cercanos a la lógica opositora. El líder de la oposición, el gobernador cruceño, Rubén Costas, apenas llega al 15% de apoyo, y Samuel Doria Medina está debajo de ese porcentaje, lo que demuestra que no generaron crecimiento”, argumentó el politólogo Marcelo Silva. 

En tanto que el Gobierno, con la gestión pública y en su lógica de mantener el voto duro especialmente en el área rural, tampoco se ha movido mucho respecto a la votación que obtuvo en el referendo.

En ese contexto, para el sociólogo Eduardo Paz Rada, el presidente Morales  sigue siendo “un candidato fuerte, eso se nota claramente no sólo en las encuestas, sino en las manifestaciones de los sectores populares, que son mayoritarios en Bolivia”.

Además, refiere que la oposición está fragmentada, no tiene una línea común, un proyecto frente a los movimientos sociales, que han marcado una línea y han desarrollado una serie de políticas exitosas en la perspectiva de la Agenda 2025 (año del Bicentenario). 

La analista política Helena Argirakis subraya que la oposición toma el 21-F como una fecha emblemática, tuvieron éxito en la clase media emergente y en esa dirección  “buscarán la conflictividad, el enfrentamiento, incluso el acortamiento de mandato”.  

“Hay una estrategia a partir del 21-F, un intento de perforación hegemónica, fue un principio para interrumpir un ciclo histórico de cambio y transformación. Los resultados fueron construidos de manera artificial, es decir de la campaña de la mentira en torno al caso Zapata y toda la campaña mediática que no está basada en hechos”, sostuvo.

Miércoles 21
El 21-F se movilizarán  la oposición y el oficialismo, y Paz Rada ve esas manifestaciones como un momento en que se posicionarán las fuerzas en relación con el Gobierno y a la postulación del presidente Morales, “un aspecto que marcará las tendencias, pero no afectará la decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP)”. 

El Movimiento Al Socialismo (MAS) utilizó otro recurso para la habilitación electoral del Jefe de Estado, por lo que el resultado del referendo del 21-F se respeta. Aunque, como reconocen los analistas políticos, la oposición cuestiona el fallo del máximo tribunal de constitucionalidad. 

“Vista la norma, una decisión del TCP no tiene instancia de apelación y debe ser cumplida por todos los niveles inferiores de la institucionalidad boliviana”, opinó Paz Rada. 

Para Silva, el fallo del TCP, que habilita la repostulación,  será un caso de controversia recién el próximo año o cuando el presidente Morales tome la decisión de postularse. “Falta mucho tiempo y es un hecho que no se ha consolidado porque no se ha inscrito”, dijo. 

La oposición pretende desconocer la legitimidad de un fallo, y Argirakis señala que con las acciones que realizan pretenden dejar fuera de una contienda electoral al presidente Morales, considerado “la fortaleza que tiene el Gobierno y el Proceso de Cambio”, y en ese marco considera que los movimientos sociales  deben estar conscientes de que “estamos en un escenario abiertamente golpista”.

La CIDH
Los exdefensores del Pueblo Waldo Albarracín y Rolando Villena recurrieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se respeten los resultados del 21-F y se deje sin efecto el fallo del TCP.

La demanda fue recibida por ese organismo. Al respecto, Paz Rada dijo que “son  manifestaciones de pequeños sectores sociales que pretenden hacer oír su voz o tener presencia en el ambiente nacional”.

Del Comité de Defensa de la Democracia (Conade), que era impulsor de esas iniciativas, manifestó que “prácticamente no existe en el momento en que la Central Obrera Boliviana (COB) no participa, son personalidades que tienen su reconocimiento, pero no tienen peso en la vida política nacional”. 

Silva indicó que el cuestionamiento se dará en 2019, en el momento de la inscripción, y en función a lo que ocurra habrá países que sean contrarios a su repostulación,  otros que apoyen y los sin decisión. 

Lo evidente es que el presidente Morales fue elegido “bajo un importantísimo respaldo popular, con el 61% de los votos, por lo tanto, en el ámbito internacional, de los demás gobiernos y de las organizaciones internacionales no puede haber ningún tipo de cuestionamiento a la vigencia del Gobierno boliviano”. 

Detrás de todas esas acciones, según Argirakis, está la construcción de una opción de derecha radical que pretende jubilar a Samuel Doria Medina, Tuto Quiroga, Rubén Costas “por haber pactado o hecho acuerdos con el gobierno del MAS. Detrás de eso están Branko Marinkovic,  Guido Nayar  y Guido Áñez”.

---

Datos

» El 21-F se impuso, por un estrecho margen, el No sobre el Sí. 
» El referendo iba a transcurrir como todas las justas electorales, pero el 3 de febrero de 2016 se desató una confabulación.
» Utilizaron el ‘caso Zapata’ contra el presidente Evo para evitar la modificación del Art. 168 de la Constitución y la habilitación del Jefe de Estado.

---

Morales no deja el primer lugar en encuestas

La mayoría de las encuestas que se realizan en el país y que se difunden en algunos medios de comunicación se realiza en las ciudades del eje y no llegan al área rural, situación que es observada porque el voto duro del Movimiento Al Socialismo (MAS) está en el campo. Pese a esa situación, en la mayoría de los casos los porcentajes de aprobación del presidente Evo Morales respecto a los líderes políticos de la oposición son superiores. De acuerdo con la encuesta realizada por Mercados y Muestras  para Página Siete, publicada el 4 de febrero, el 22% dijo que votaría por el presidente  Evo; el 15%  por Rubén Costas, líder del Movimiento Demócrata Social y gobernador de Santa Cruz; el 13%  por Samuel Doria Medina, líder de Unidad Nacional;  el 10% de los encuestados optó por la alternativa “No sabe / No responde”; 7% por Luis Revilla, 5% por Tuto Quiroga y 4% por Félix Patzi.  

---

Movilización 

  • La Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) anuncia movilizaciones para el miércoles 21 en las nueve capitales de departamento.
  • Las organizaciones sociales se movilizarán no sólo para rechazar la mentira que están montando los neoliberales, sino para proclamar al presidente Evo Morales.
  • Los movimientos sociales marcharán para defender el proceso democrático bajo el liderazgo del Presidente, considerado el candidato natural de los sectores sociales.
  • Las movilizaciones serán pacíficas y los dirigentes piden a la oposición, que también saldrá a las calles ese día, que se abstenga de provocar para no generar incidentes.
  • En diciembre de 2005, Morales fue electo como presidente de Bolivia con el 53,7% (1.544.374 votos) de apoyo, el respaldo ciudadano más alto desde la recuperación de la democracia.
  • Fue el primer Jefe de Estado en acudir a un referendo revocatorio, en el cual fue ratificado por el 67,40% (2.103.872).
  • Luego de la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), en 2009 fue electo Presidente con el 64,22% y reelecto con el 61,36% en 2014.

---

El fallo del TCP no tocó la constitución

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) viabilizó la repostulación del presidente Evo Morales en las elecciones de 2019 en su fallo (28 de noviembre de 2017) sobre la acción de inconstitucionalidad abstracta presentada por senadores y diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) y tres de la opositora Unidad Demócrata (UD). 

Los tribunos dispusieron la aplicación preferente de los convenios internacionales en relación con la Ley del Régimen Electoral, como lo dispone el artículo 256 de la Constitución Política del Estado, que reconoce y privilegia los tratados internacionales en referencia a los derechos humanos. 

Con esa decisión se restituyeron los derechos políticos de autoridades nacionales y subnacionales, y no se tocó el artículo 168 de la Constitución Política del Estado.

La pregunta del referéndum constitucional de hace dos años decía: ¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la presidenta o presidente y la vicepresidenta o vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua?

El No obtuvo algo más del 51,3% de los votos, y el Sí 48,7%. Ante esos resultados, el Congreso Nacional del MAS, a fines de 2016, consideró cuatro opciones para la repostulación y aplicó la presentada en septiembre del año pasado al TCP.