Morales pide a Maduro asistir a Cumbre de las Américas para decir la verdad sobre Venezuela

Participación del Presidente Evo Morales en la XV Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado
Foto: Reynaldo Zaconeta

(ABI).- El presidente boliviano Evo Morales pidió el lunes a su homólogo venezolano Nicolás Maduro asistir a la VIII Cumbre de las Américas, que se realizará a mediados de abril en la ciudad peruana de Lima, para decir la verdad sobre la situación de Venezuela.

"Hermano Maduro, cambie (de posición) el presidente de Perú o no cambie, nuestro deseo es que usted tiene que estar en la Cumbre de las Américas (...), los presidentes estaremos contigo para decir la verdad", dijo en su intervención en la XV Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Perú dijo que la presencia de Maduro "ya no era bienvenida" en la cumbre después que el Grupo Lima, integrada por 12 naciones americanas, estableció que el llamado "unilateral" del Gobierno venezolano a las elecciones presidenciales es "inconstitucional" y "antidemocrático".

El Grupo Lima incluye a Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Brasil y Costa Rica; Estados Unidos (EEUU) también respaldó la decisión de no invitar a Maduro.

"Ojalá el presidente de Perú, con sus amigos del Grupo de Lima, que no son amigos (...), sino hermanos de (Donald) Trump, puedan cambia o revisar" su posición, añadió Morales.

El jefe de Estado boliviano cuestionó que algunos presidentes y gobiernos de la región traten de "amedrentar" a Venezuela y se conviertan en "instrumento de Estados Unidos", al igual que la Organización de Estados Americanos.

Enfatizó que las fuerzas sociales de América Latina y el Caribe acompañarán a Maduro para defender la soberanía de Venezuela e instó al pueblo venezolano a tener mucha fuerza ante las crecientes amenazas injerencistas de EEUU.

"Hago un llamado a los movimientos sociales de América Latina frente a la nueva agresión del imperio que no es solo a Maduro, sino a todos los latinoamericanos", manifestó el mandatario indígena.

Los problemas de un país deben solucionarse de forma interna y "mi pedido, con mucho respeto al pueblo y la derecha venezolana, no pueden ser cómplices de una intervención", exhortó.