¿Es Novoa el nueve del Tigre?

Goles son amores

Ricardo Bajo H.

Columnista / Cambio Deportivo

¿Es Novoa el 
nueve del
Tigre?

The Strongest tiene relevo. Ischia colocó un plantel juvenil, con una media de 22 años y la mitad por debajo de los 20. Los partidos con equipo alterno (pensando siempre en el debut de la Copa Libertadores el jueves frente a Peñarol) se colocan siempre ante la misma pregunta: ¿aprovecharon los ‘suplentes’ sus minutos para contradecir al entrenador? Y la respuesta no cambia nunca: unos sí, otros no.
Entre los primeros cabe destacar a tres hombres: Richet Gómez mandó en el medio, aportó contención, dio salida diáfana a la pelota desde atrás, hizo de Wayar y es una promesa ya consolidada. ¡Y apenas tiene 17 años (nació en diciembre de 2000)!
El segundo juvenil que no desaprovechó la chance fue Ramiro Vaca, siempre con una sonrisa en el rostro. Con el 8 en la espalda, el hombre formado en Quebracho de Villamontes tiene el fútbol metido en la cabeza, toca de primera, filtra pelotas y es lo más parecido al ‘Comandante’ Castro. Y tiene 18 añitos.
El tercer hombre fue el venezolano Cristian Novoa. Se colocó de nueve en el lugar de Pablo Escobar, cayó a las bandas y se marcó el golazo de la fecha y hasta ahora de este extraño torneo. Novoa lleva dos partidos de titular y en los dos ha anotado, por cierto, dos goles de muy bella factura, uno de cabeza con sutileza y dificultad y el otro, de chilena espectacular, a pase de Rudy Cardozo.
El buen momento del caraqueño abre el debate: ¿debe jugar de nueve y Escobar por detrás o un costado junto a Campos? ¿tiene cuerpo y físico para chocar con las zagas centrales del rival? ¿o puede salir y entrar del área como nueve moderno para llegar a ser el hombre gol, el futbolista del último pase a la red? El tiempo lo dirá.
En el último tercio, el entrenador gualdinegro metió a Ibargüen, Wayar y Castro para asegurar las tres unidades ante el descuento del liviano ‘Aurorita’. El ‘Derribador’ tiene relevo y los mejores aplausos de la tarde fueron para ellos, para los “tigres del futuro”.