Santos descongela diálogo con ELN antes de dejar el Gobierno

Foto: AFP

Agencias / Bogotá, Colombia

El gobierno de Juan Manuel Santos anunció ayer la reactivación de los diálogos con la guerrilla del ELN, suspendidos desde enero por los conflictos registrados, con la intención de firmar la paz antes de dejar el poder en agosto.

Santos redobló la apuesta por el diálogo pese a la derrota que sufrió el oficialismo en los comicios legislativos del domingo a manos de la derecha que más rechaza su política de paz. 

“He dado instrucciones al jefe del equipo negociador, Gustavo Bell, para que viaje a Quito y reactive la mesa de diálogo”, señaló el mandatario en un mensaje a la nación. 

También señaló que de entrada las dos partes retomarán las discusiones para declarar un nuevo alto al fuego “amplio y verificable” que facilite un arreglo final. 

“Mi esperanza es que adelantemos lo máximo posible en la agenda temática, y ¿por qué no? agotarla en los próximos meses si hay la voluntad. Por nuestro lado la hay”, destacó. 

El proceso con el que Santos intenta sellar una paz completa para Colombia, después de conseguir el desarme y transformación en partido de la exguerrilla de las FARC, había quedado en suspenso al término de una tregua bilateral de 101 días que expiró el 9 de enero. 

Poco después, el ELN —que según datos de Inteligencia militar cuenta con unos 1.500 hombres— volvió a atacar a la fuerza pública y la infraestructura petrolera.

Sin más opción

Aunque es muy aplaudido en el mundo por esa voluntad de diálogo, Santos enfrenta en su país una desaprobación cercana al 80% y una férrea oposición que le cuestiona su supuesto trato indulgente con organizaciones implicadas en delitos atroces. 

Pese a ello es la “única opción que tiene Santos” antes de terminar su mandato: “tratar de apaciguar el conflicto con el ELN y reducir al mínimo los niveles de enfrentamiento con la fuerza pública”, señaló Camilo Echandía.

El domingo, la coalición de centro derecha con la que gobernó estos ocho años, y que fue mayoría en el Congreso, quedó rezagada frente al avance de los partidos de derecha.

“Es bastante improbable que el próximo gobierno acepte negociar”, enfatizó Echandía. 

Rediseñar tarjetas electorales

La Misión de Observación Electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) recomendó ayer a las autoridades colombianas rediseñar los tarjetones y capacitar mejor a los jurados después de las irregularidades en las elecciones legislativas y de consultas interpartidistas del domingo.

En un informe preliminar, la misión aconsejó “reformular el diseño de las tarjetas electorales, teniendo en cuenta la cantidad de partidos y candidatos, así como las circunscripciones territoriales y especiales”.

Las papeletas de votación para los cuerpos legislativos de Colombia son del tamaño de un pliego en el que están impresos los logotipos de cada partido y en caracteres pequeños los números de cada candidato, lo que dificulta su identificación.

La misión de la Unasur sugirió “enfatizar la capacitación de los jurados y funcionarios de la Registraduría Nacional del Estado Civil encargados de los puestos de votación”, especialmente “en lo relacionado con el mecanismo para activar el plan de contingencia ante incidentes como la falta de tarjetas electorales”.

En la jornada electoral, la más tranquila de las últimas décadas en Colombia y en la que 36 millones de personas estaban habilitadas para sufragar, se eligió a los miembros del Senado y la Cámara de Representes, así como a los candidatos de dos coaliciones de la izquierda y la derecha que disputarán la Presidencia el 27 de mayo.

El día se vio ensombrecido por las denuncias de varios partidos sobre la falta de tarjetones en algunos puntos de votación para las consultas en las que escogerían a sus aspirantes presidenciales.

“Programa cómico”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comparó las elecciones del domingo en Colombia con “un programa cómico”, mencionando de que hubo que sacar fotocopias a última hora por falta de tarjetones.

“Me da risa. Parece un programa cómico. Eso es Colombia, ¡cara e’ tabla, Santos! ¡Tú sí eres cara e’ tabla!”, dijo Maduro.

El mandatario pasó así factura a las críticas de su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, a los comicios presidenciales convocados para el 20 de mayo en Venezuela, cuyos resultados ya anunció que no reconocerá por considera que no ofrecen garantías a la oposición venezolana.