[Opinión] La industrialización de hierro en el mutún está en marcha

Willy Franz Acarapi Sullca

El Gobierno garantizó el financiamiento de $us 466 millones para ejecutar el proyecto de industrialización del yacimiento de hierro en el Mutún, ubicado en la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz, un anhelo largamente esperado por el conjunto de la población boliviana.

Fue el presidente Evo Morales el encargado de promulgar el 2 de abril la ley que dispone los recursos para la instalación de la planta siderúrgica que estará a cargo de la empresa china Sinosteel Equipment & Engineering.

De la inversión total programada que alcanza a $us 466 millones, el banco de China Eximbank financiará $us 396 millones, que representa el 85% del total; mientras que el Estado, con recursos propios, asignará el restante 15% que alcanza a $us 70 millones.

El Jefe de Estado destacó la capacidad de endeudamiento que tiene Bolivia para encarar proyectos de gran envergadura, como lo hizo en los últimos 12 años, solo por mencionar algunos, la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba) en La Paz, las plantas separadoras de líquidos Río Grande (Santa Cruz), Gran Chaco (Tarija), ambas para producir y exportar gas licuado de petróleo (GLP), además de la Planta de Amoniaco y Urea en el municipio de Bulo Bulo, Cochabamba, este último consolidó la industrialización del gas natural.

El proyecto Mutún también se suma a la lista de los emprendimientos estratégicos de efectos múltiples para la economía nacional, tomando en cuenta que permitirá crear 1.500 empleos directos y hasta 3.000 sumados los indirectos. Producirá 194 mil toneladas de acero de calidad por año y reducirá la importación del producto. Permitirá al Estado diversificar su matriz productiva  y generar nuevos ingresos económicos.