BCB distribuyó 212 millones de billetes y monedas en 2017

Foto: Carlos Barrios
Monedas en actual circulación.

Fernando Carrafa Arancibia

En el marco de la soberanía monetaria del país y para preservar la buena calidad del material monetario en el mercado, ­en 2017 el Banco Central de Bolivia (BCB) distribuyó 146 millones de piezas de billetes y 66 millones de monedas, que en conjunto suman 212 millones de nuevas unidades.

En la rendición de cuentas, del 26 de marzo de este año, la entidad destacó las políticas aplicadas para mantener el buen estado de los billetes y monedas con el fin de reforzar las medidas de seguridad en su uso cotidiano.

Raúl Mendoza, asesor principal de Política Económica del BCB, recordó que antes los billetes eran viejos y sucios, y que incluso circulaban con una cinta adhesiva porque no se los retiraba del mercado.

“Ahora nuestros billetes son de buena calidad por el esfuerzo aplicado por el Banco Central para fortalecer el uso de moneda nacional”, señaló Mendoza.

La autoridad informó que la impresión de un billete de cualquier corte le cuesta al BCB Bs 0,40, lo que ayuda a garantizar la calidad en el mercado.

Al respecto, el gerente de Tesorería del BCB, Sergio Cerezo, explicó que el corte que tiene mayor desgaste es el billete de Bs 10 por el mayor uso en las transacciones diarias que realiza la población.

“Para dar un dato simplemente, el billete de 10 bolivianos dura un año y medio, máximo dos”, declaró.

De acuerdo con la memoria 2016 del BCB, en ese año se repartieron 215 millones de piezas de billetes (equivalentes a Bs 7.086 millones), con mayor incremento en los cortes de Bs 10 y Bs 20. En cuanto a monedas, se distribuyeron 60 millones de piezas (equivalentes a Bs 55 millones), y los cortes de Bs 0,10 y Bs 1 fueron los que presentaron el mayor nivel de circulación en las transacciones.

A partir de hoy —10 de abril— se pondrá en circulación el nuevo billete de Bs 10 del Estado Plurinacional de Bolivia, que rescata imágenes de líderes indígenas, paisajes naturales, fauna y flora.

Beneficios de la soberanía monetaria 

El asesor Raúl Mendoza explicó que Bolivia recuperó la soberanía monetaria porque la moneda nacional rescató sus funciones en depósitos de valor, medio de pago en el que todas las transacciones se realizan en bolivianos, al igual que los bienes y servicios que prestan las empresas nacionales.

Entre los principales beneficios de las políticas del BCB, Mendoza explicó, por ejemplo, que las financieras ya no enfrentan moras a raíz del tipo de cambio al dólar como ocurría en otras épocas; ahora, las transacciones se realizan de manera más fluida. Las familias reciben su salario en moneda nacional y no pierden su tiempo en cambiarlos por dólares. Para el Estado, la bolivianización dinamiza la demanda interna e incrementa las Reservas Internacionales Netas (RIN).