Breverías

Creaciones de Jorge Mansilla Torres tomadas de su libro “Breverías”, editado por el diario La Jornada de Ciudad de México.

 

Coco Manto
Escritor y periodista

 

El futbol es un estadio que hay que superar.

No vuela un kilo de plumas sin un pájaro adentro.

El viento logra su doctorado en la zampoña boliviana.

Los que más mueren son los que no tienen dónde caerse muertos.

Para entrar en confianza hay que ser bien desconfiado.

Lo revolucionario sería criar ojos y sacarles los cuervos.

Argentina: mar Atlántico. Perú: mar Pacífico. Bolivia: mar Tirio.

Mucha gente va a la iglesia solo por sumisa.

Las pestañas largas saltan 
a la vista.

Ningún desconfiado es 
digno de fiar.

Con la globalización, la identidad real es una entelequia anónima.

Eso de la muerte hay que dejarlo siempre para el final.

La Pachamama no es la tierra del camino, es el camino de la Tierra.

¿Y qué le pasa al tiempo que pasa y pasa sin que nada le pase..?

Tener mujer gorda es un comienzo de bigamia.

Los curas ya no verán el matrimonio entre religiosos, pero sus hijos sí.

La cama es el hecho de amarse.

Por su población negra, nuestro continente debería llamarse Améfrica.

Verbos bolivianos: reclamar, clamar, amar… el mar.

Los humoristas no viven de sus entradas, sino de sus salidas.

Hay letras muy explosivas. Por ejemplo TNT.

Latifundistas y curas parecían grandes, porque los indios estaban de rodillas.

Le dicen Santo Padre porque no sabe lo que es criar hijos.