Rohaní: Algunos países no quieren estabilidad en Siria

El ataque a Siria se registró la madrugada del sábado.
Foto: EFE

EFE / Teherán

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró que “Estados Unidos y algunos países occidentales no quieren estabilidad en Siria” y que los bombardeos contra este país árabe no deben quedar en la impunidad.

En una conversación telefónica con su homólogo ruso, Vladímir Putin, ambos valedores del régimen de Damasco, Rohaní subrayó que Irán y Rusia no pueden permitir que “surja un nuevo foco de tensión” en la región de Oriente Medio.

Según el comunicado de la Presidencia iraní, Rohaní acusó a Estados Unidos, Francia y Reino Unido de perpetrar en Siria “un acto de agresión para levantar el espíritu de los terroristas”.

“Si la agresión y la violación flagrante de las leyes internacionales se hacen fácilmente y sin pagar ningún precio, seremos testigos de inestabilidad a nivel internacional y regional”, advirtió.

Por su parte, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, criticó que los bombardeos lanzados contra Siria fueron “un movimiento unilateral, ilegítimo y arbitrario”.

“Ningún país tiene permitido castigar unilateralmente a otros Estados al margen de las normas internacionales”, dijo Zarif a su homólogo británico, Boris Johnson.

El jefe de la diplomacia iraní también denunció “el doble rasero” de Occidente en lo que respecta al uso de armas químicas, según un comunicado de Exteriores.

En este sentido, señaló que los bombardeos fueron perpetrados antes de que los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas comenzaran su investigación en la localidad de Duma, blanco recientemente de un supuesto ataque químico del que Estados Unidos, Reino Unido y Francia responsabilizaron al régimen sirio.

“Cuando se planteó el tema del desarme químico de Siria, anunciamos que los grupos terroristas en Siria están equipados con armas químicas, pero nadie tomó en serio la advertencia de Irán”, agregó Zarif.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido efectuaron una ofensiva con misiles contra instalaciones gubernamentales sirias, donde, según Washington, se producían y almacenaban armas químicas.

Teherán respalda al régimen sirio de Bashar al-Asad con asesores militares y milicianos chiíes sobre el terreno, y auspicia junto a Rusia y Turquía las conversaciones de paz de Astaná.

Rechazos al ataque 

Miles de seguidores del clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr se manifestaron en Bagdad y en otras provincias de Irak contra el ataque de EEUU, Francia y Reino Unido a posiciones gubernamentales en Siria, supuestamente dedicadas a la fabricación y almacenamiento de armas químicas.

El jeque Ali al Kabi, uno de los organizadores de la protesta, aseguró que se convocó esta concentración “como respuesta al llamamiento de Muqtada al Sadr” para protestar y condenar “la invasión” perpetrada por EEUU y sus aliados.

Macron asegura que no se declaró la guerra

Desde París, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró que el bombardeo de la madrugada del sábado sobre supuestas instalaciones químicas en Siria no supone una declaración de guerra al régimen del presidente sirio, Bashar al -Asad, sino una defensa del derecho internacional y de las resoluciones de la ONU.

La ofensiva pretendía “intervenir de forma legítima en el marco multilateral” y no una declaración de guerra a Siria, insistió Macron en una entrevista en el canal “BFMTV”, en la que diferenció los bombardeos conjuntos con Estados Unidos y Reino Unido contra Siria de las campañas bélicas en Libia o Irak.

“Tuvimos éxito en el plano militar: todos los misiles lanzados alcanzaron sus objetivos, las capacidades químicas del régimen sirio han sido destruidas y no hubo ninguna víctima colateral”, dijo Macron.

Macron interpeló a sus dos entrevistadores: “¿Han oído que hayamos declarado la guerra a Bashar al-Asad? No. Ésa es la diferencia respecto a lo que se hizo en Libia o en Irak”.

Según Macron, el único compromiso militar que tiene Francia en Siria es la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico, que está detrás de los principales atentados que ha sufrido su país en los últimos años.