Siria denuncia las mentiras de EEUU ante Consejo de Seguridad

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, pide respetar la soberanía de su país.
Foto: AFP

Beirut / EFE

El presidente sirio, Bashar al-Asad, denunció ayer “la campaña de falacias y mentiras” contra su país por parte de EEUU y sus aliados ante el Consejo de Seguridad de la ONU, después de la ofensiva lanzada por Washington, Londres y París contra posiciones gubernamentales en Siria. 

“La agresión tripartita con cohetes contra Siria estuvo acompañada de una campaña de falacias y mentiras en el Consejo de Seguridad por parte de los mismos países agresores contra Siria y Rusia”, se lamentó Al-Asad durante una reunión con una delegación parlamentaria rusa en Damasco.

El Presidente sirio consideró que esto prueba que Rusia y Siria “no sólo libran una batalla contra el terrorismo, sino también para proteger la ley internacional basada en el respeto a la soberanía de los Estados soberanos y la voluntad de sus pueblos”, según un comunicado de la Presidencia siria.

La delegación rusa está compuesta por diputados del partido Rusia Unida, la formación que sostiene al presidente ruso, Vladímir Putin.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, agregó que los parlamentarios rusos afirmaron, por su parte, que “la agresión tripartita contra Siria es una violación clara de las convenciones internacionales y se produce en un momento en que los sirios tratan de restaurar la estabilidad y continuar el proceso de reconstrucción de lo destruido por el terrorismo”.

EEUU, Francia y el Reino Unido efectuaron un ataque con misiles contra instalaciones gubernamentales sirias, donde, según Washington, se producían y almacenaban armas químicas.

Esta agresión fue llevada a cabo como represalia por el supuesto bombardeo químico del 7 de abril en la ciudad de Duma, en las afueras de Damasco, durante una ofensiva gubernamental contra la facción rebelde que controlaba esta urbe, el Ejército del Islam y en la que murieron decenas de personas. Tanto Damasco como Moscú han negado el uso de armamento químico.

Un miembro de la delegación, Dmitri Sablin, señaló que durante la reunión Al-Asad alabó los sistemas de defensa antiaérea rusos que, aseguró, derribaron más de 70 misiles disparados por EEUU.

“Ayer repelimos la agresión estadounidense con cohetes fabricados en los años 70. Las películas americanas nos dicen que el armamento ruso es anticuado, pero ahora hemos visto quién está realmente atrasado”, subrayó Al-Asad, según Sablin.

Esto contradice las afirmaciones hechas ayer por las autoridades francesas, que calificaron el bombardeo de “un éxito” y destacaron que las defensas antiaéreas de Siria fueron “muy débiles o incluso menos de eso”.

Respecto a la situación sobre el terreno, los medios de comunicación oficiales sirios informaron de manifestaciones a favor del Ejército y en contra de la “agresión tripartita” en la provincia costera de Latakia y la vecina Hama, en áreas bajo el control de las fuerzas gubernamentales.

Washington no retirará sus tropas de Damasco

El deseo de Washington es “ver a las tropas estadounidenses regresando a casa, pero no vamos a irnos hasta que sepamos que hemos logrado nuestros objetivos”, declaró la representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

“Cuando nos vayamos, será porque sabemos que todo está avanzando“, aclaró la diplomática en la entrevista.

Haley estima que las actuales relaciones entre EEUU y Rusia son “muy tensas”, pero aseguró que los norteamericanos tienen intención de mejorarlas, según RT.

Asimismo, esta alta funcionaria manifestó que los objetivos de Washington son asegurar que ningún país utilice armas químicas —de modo que ponga en riesgo los intereses de EEUU—, la derrota del grupo terrorista Estado Islámico y observar la situación en Irán, “una amenaza para los intereses” estadounidenses.

A finales de marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó su intención de retirar las fuerzas norteamericanas de Siria “muy pronto”.

EEUU tiene alrededor de 2.000 soldados en Siria, cuatro veces más de lo anunciado públicamente. La mayoría son militares de élite que entrenan y asesoran a fuerzas locales en la lucha contra el grupo terrorista ISIS. 

Oficialmente, a diferencia de las intervenciones en Afganistán e Irak de la década pasada, los militares estadounidenses no pueden entrar en combate y mantienen un perfil bajo.

Washington anuncia nuevas sanciones a Rusia

Estados Unidos planea nuevas sanciones contra Moscú, según anunció la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley. 
El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, anunciará esas iniciativas “este lunes”, aseguró la diplomática durante una entrevista que concedió ayer a la cadena CBS News.

Según Haley, las próximas medidas punitivas “estarán dirigidas contra todo tipo de compañías que comercien con equipamiento relacionado con Assad y el uso de armas químicas”, y estimó que “todos saben que enviamos un mensaje fuerte y esperamos que lo escuchen”.

No obstante, la Casa Blanca no ha confirmado que EEUU prepare más sanciones contra Rusia. “No tenemos ningún anuncio al respecto en este momento”, indicó un representante de la Administración Trump a la agencia RIA Novosti.

Ayer, la diplomática estadounidense también afirmó que EEUU no retirará sus tropas de Siria hasta que se logren sus objetivos.

EEUU, Francia y Gran Bretaña lanzaron la madrugada del 14 de abril un masivo ataque dirigido contra tres instalaciones —dos, al oeste de Homs y una en la zona de Damasco— que, según el Estado Mayor Conjunto de EEUU, están relacionadas con un supuesto programa clandestino sirio de armas químicas.

El bombardeo fue criticado por varios gobiernos del mundo, entre ellos Bolivia, Rusia, China y otros bajo diferentes argumentos.