Bolívar no “destruyó” en Tembladerani

Goles son amores

Ricardo Bajo H.

Columnista / Cambio Deportivo

Bolívar no
“destruyó” en 
Tembladerani

Marcelo Claure decidió abrir la aplicación de Bolívar TV para que la transmisión desde Tembladerani fuera gratuita, pues solamente con los abonados ‘celestes’ se llena el único fondo habilitado. El mandamás bolivarista dijo vía Twitter: “Para que podamos ver gratis cómo Bolívar “detroys” (destruye en inglés) a Destroyers”, en un juego de palabras ‘ingenioso’ e innecesario, la enésima demostración de una soberbia que juega en contra. ¿Cómo se sintió el equipo ‘cuchuquí’ de Santa Cruz cuando leyó esa frase?
El fútbol moderno se juega con los pies y se gana con la cabeza: el estado mental, en un balompié tan igualado, es muchas veces el elemento de desequilibrio. Y así fue. Tras una primera parte de absoluto dominio por parte del equipo de Vinícius Eutrópio (reflejado en el gol del español Callejón), Pepe Peña, el DT ‘canario’, recordó en el vestuario durante el descanso a sus discípulos la sentencia desafortunada de Claure y todo cambió. Los segundos 45 minutos vieron cómo Destroyers se animaba de a poco, llegaba tres veces con peligro al arco de Quiñónez y empataba el partido. El resto corrió por cuenta del central paraguayo Arnaldo Vera, un auténtico fortín atrás. Si la ‘Máquina vieja’ apostaba por la contra con fe, hasta se hubiese podido llevar los tres puntos.
El empate es una cachetada que devuelve a la realidad a la Academia y desnuda otra vez las falencias defensivas, eterno dolor de cabeza de Vinícius, que de nuevo sacó de la cancha antes de tiempo al mejor hombre del partido, Erwin Saavedra, el motorcito que se desdobla constantemente en una doble tarea: dar una mano al cinco Justiniano y unirse a Ferreira para crear juego, como el mejor 10 imaginado. ¿Se cansaron antes de tiempo hombres claves como Ferreira, Callejón y Arce? ¿Cómo andamos de preparación física por Tembladerani? Los hombres de refresco (Lizio y Arrascaita) no aportaron ni verticalidad ni profundidad. Bolívar se complica solito y deja el primer lugar de su grupo a Wilstermann. Sería bueno que alguien le prohíba tuitear a Claure antes de los partidos.