Si con 12 clubes la Liga no andaba bien, ahora con 14 le va peor

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

Si con 12 clubes la Liga no andaba bien, ahora con 14 le va peor

La Liga aumentó de 12 a 14 equipos. No sabemos por qué lo hizo, pero el "experimento" es malo, no funciona. Quizás se dio gusto a algunos sectores del fútbol, por eso ligueros y asociacionistas aprobaron el 21 de enero de 2017 esta modificación, que fue puesta en práctica este año.
Sus efectos fueron negativos desde el inicio. Al saber que al final de 2017 nadie descendía en forma directa (sólo hubo un descenso indirecto), los equipos de la cola se relajaron y se vieron partidos sin atracción.
Y los que subieron se armaron con jugadores que estaban rezagados en otros clubes y su rendimiento no es de alta competencia, como debería ser.
Si antes los ingresos de los derechos de TV se dividían entre 12, ahora se deben repartir entre 14, y la torta sigue siendo del mismo tamaño. Por eso se desmarcó Bolívar, porque consideró que el ingreso era bajo y ahora maneja su imagen por su cuenta.
Santa Cruz se llenó de clubes en la Liga (seis), pero la gente sólo va en gran cantidad al estadio 'Tahuichi' a ver a Oriente Petrolero y Blooming. Al resto no. Éstos juegan de local con poco público, y eso les es desfavorable por la falta de ingresos.
(En Santa Cruz la otra excepción es Guabirá cuando juega en Montero, pero este año su estadio es objeto de refacción y juega de local en otros escenarios como visitante).
El bajo nivel de algunos partidos le está haciendo año al fútbol profesional boliviano. Los 'grandes' ya no se exigen para ganar, los 'medianos' luchan por agarrar un premio internacional que sobra y los 'chicos' se hunden y juegan por la 'sobrevivencia'.
Así andamos con 14 equipos. Si con 12 nuestro torneo liguero ya tenía sus puntos flacos, hoy con 14 se debilita más.
Hay que buscarle la vuelta. Es otro de los desafíos que tiene la nueva dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).